Berlín, 21 feb (dpa) – Un grupo de investigadores en Alemania encontró una forma más rápida, eficiente y amigable con el medio ambiente para producir el principal ingrediente activo de las drogas contra la malaria, según informaron hoy fuentes vinculadas al grupo.

«Este descubrimiento tiene el potencial de salvar millones de vidas», dijo Peter Seeberger, director del Max Planck Institute of Colloids and Interfaces, en Potsdam, Alemania.

El grupo encontró la forma de copiar y acelerar el proceso por el cual la planta Artemisia annua produce la artemisinina, principal ingrediente de estas drogas. Según la fuente, el proceso lleva menos de 15 minutos.

El descubrimiento fue tomado con cautela por parte de la comunidad científica. «Las revoluciones se ven años más tarde, en retrospectiva», dijo el científico Juergen May, del Bernhard Nocht Institute for Tropical Medicine, de Hamburgo.

En este sentido, consideró que una verdadera revolución hubiera sido el descubrimiento del método para lograr una sustancia sintética que cumpliera la función de la artemisina.

Además, advirtió que el parásito de la malaria está desarrollando resistencia a la artemisina, tal como se ha visto en países del sudeste asiático.

El grupo de Médicos Sin Frontera se sumó a la cautela. «Se deben desarrollar nuevas formas de luchar contra la malaria», dijo Marco Alves, coordinador de campaña del grupo en Alemania. En su opinión, las investigaciones se deben centrar en nuevas drogas.