(dpa) – El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, aseguró hoy que si creyera que su mensaje no cala entre sus jugadores, ya habría dimitido de su cargo.

“Si pensase que mi mensaje no llega, me marcharía mañana”, afirmó Zidane en la previa de choque de la Liga española de fútbol ante el Valencia.

“Si pensara que no puedo cambiar esta situación, ya me habría ido”, insistió el técnico galo de los blancos ante las constantes preguntas sobre su capacidad para revertir la delicada situación de los blancos.

El Real Madrid atraviesa uno de sus peores momentos de los últimos años después de ser apartado de las semifinales de la Copa del Rey por el modesto Leganés, mientras en la Liga marcha cuarto a 19 puntos de distancia del líder Barcelona.

“Me siento fuerte para cambiar la situación. Si no, ahí sí habría un problema”, aseveró el cuestionado Zidane, que dijo notar el apoyo del club y del presidente Florentino Pérez.

El entrenador blanco recuperó hoy la sonrisa perdida en las últimas semanas para lanzar un mensaje de optimismo a su decepcionada hinchada y asegurar que el Real Madrid volteará su delicado momento.

“No aceptamos la situación. Queremos pelear porque esto se va a levantar, te lo digo yo, vamos a luchar para ganar la Champions”, aseguró el hombre que dirigió al Real Madrid en la conquista de sus dos últimas Ligas de Campeones europeas.

Para los vigentes campeones europeos y españoles todo parece pasar por el enfrentamiento de octavos de final de la Champions frente al Paris Saint Germain cuyo partido de ida tendrá lugar el 14 de febrero.

“No estamos obsesionados con ese partido. Lo vamos a afrontar con ilusión, pero también nos quedan 19 jornadas de Liga. Estamos a mitad de temporada, más el partido del 14 de febrero y nos preparamos para afrontar todo eso”, apuntó Zidane.

“Estoy convencido de que vamos a cambiar la situación y los jugadores también, y eso es lo que más importa”, agregó el técnico galo.

Antes de medirse al Valencia en uno de los grandes duelos de la Liga, el entrenador del Real Madrid fue incapaz de explicar el mal momento del equipo, lo atribuyó a “cosas que pasan en el fútbol y en la vida” y apuntó el reencuentro con la victoria como única clave para remontar el vuelo.

“Lo que hicimos hasta ahora es un poco regular en algún aspecto, pero yo tengo la misma ilusión y los jugadores tienen serenidad para seguir y levantar esto”, indicó Zidane, tras asumir la irregular temporada de su equipo.

“Los objetivos están muy claros: recuperar puestos en la Liga y la Champions”, concluyó.