Managua, 12 feb (dpa) – El Gobierno de Nicaragua mantiene vigilancia ante un “enjambre de sismos” registrados en las últimas horas en la capital, Managua, informó la vicepresidenta y primera dama, Rosario Murillo.

En declaraciones a medios oficiales, Murillo dijo que al menos siete temblores se sintieron en la zona oriental de la ciudad. Si bien tuvieron una magnitud inferior a 3, ocurrieron a poca profundidad, por lo que causaron alarma entre la población.

Agregó que el Gobierno “está en vigilancia” de la situación y pidió a la población “estar en alerta” ante el riesgo de una actividad sísmica mayor.

Informó que las autoridades se preparan para un simulacro de terremoto previsto para el próximo 15 de marzo.

Murillo explicó además que se están instalando nuevas estaciones sísmicas portátiles en la capital, a fin de detectar con tiempo los temblores.

Managua está atravesada por varias fallas sísmicas y ha sufrido dos terremotos violentos, el primero en 1931 y el segundo en 1972, el cual destruyó la capital y dejó miles de muertos.