Melbourne, 25 mar (dpa) – El estreno del ruso Serguei Sirotkin en la Fórmula 1 no pudo ser más desafortunado, ya que el piloto de Williams tuvo que abandonar el Gran Premio de Australia en la cuarta vuelta, después de que una bolsa plástica complicara el rendimiento de los frenos de su auto.

La alegría de Sirotkin en la categoría reina del automovilismo mundial se apagó muy pronto, ya que el ruso sólo pudo girar unos 20 kilómetros en el Albert Park de Melbourne antes de que su Williams se detuviera por un extrañó inconveniente en los frenos.

“Es una pena, estoy bastante decepcionado”, se lamentó Sirotkin, que había dicho que esperó mucho tiempo para vivir esta experiencia en la Fórmula 1. El ruso, que postergó al polaco Robert Kubica como piloto de pruebas del equipo y dejó sin butaca al alemán Pascal Wehrlein, destacó que su abandono se produjo por haberse quedado sin frenos traseros, aunque no aclaró el motivo del inconveniente.

Ya con el auto en los boxes, los mecánicos del equipo detectaron la causa del problema. De acuerdo con lo que explicó el director técnico de la escudería, Paddy Lowe, una bolsa plástica quedó enganchada en el sistema de refrigeración de los frenos, lo que provocó un sobrecalentamiento que llevó a fallar al sistema hidráulico.

“Nuestro análisis provisional indica que una bolsa plástica quedó atascada en el auto y bloqueó la refrigeración del freno. La parte trasera derecha comenzó a arder y el circuito hidráulico falló. El pedal del freno quedó trabado y tuvo que salir de pista”, explicó Lowe.