Valencia (Venezuela), 28 mar (dpa) – Un motín en el centro de detenciones de la policía de la región de Carabobo, en el norte de Venezuela, dejó al menos cinco muertos, indicaron hoy medios locales.

El incidente ocurrió después que varios detenidos tomaran de rehén a uno de los vigilantes y decidieran provocar un incendio que se salió de control.

Las primeras versiones dijeron que las víctimas fueron por quemaduras y asfixia y que el hecho ocurrió luego de una requisa de las autoridades.

Los calabozos de la comandancia de la policía de Carabobo son usados como cárcel provisional, desde donde muchos detenidos son llevados a los tribunales antes de recibir sentencias.

Según el diario “El Universal”, el motín dejó al menos cinco muertos y varios heridos. Otras versiones indicaron que el saldo de víctimas sería mayor.

La organización no gubernamental Una ventana a la Libertad, que trata el tema de las cárceles venezolanas, responsabilizó de lo ocurrido al Ministerio de Asuntos Penitenciarios y a su titular, Iris Valera.

El portavoz del grupo, el abogado Carlos Nieto Palma, dijo que la situación de los lugares de detención preventiva ha sido denunciada en varias oportunidades.

“Es grave y alarmante. Lo que ocurrió en Carabobo hoy es una muestra de ello y eso se vive en toda Venezuela”, señaló.

Agregó que las policías regionales del país se encuentran en un estado de caos por negligencia del Ministerio de Asuntos Penitenciarios.

Indicó que hace siete años, cuando fue creado el Ministerio, Varela ofreció construir un recinto penitenciario en cada estado del país exclusivamente para albergar a personas procesadas en estos casos, como centros de detención preventiva, y hasta ahora no han terminado el primero.

“Esto lo que ha creado es el caos que se vive en toda Venezuela”, dijo y agregó que las cifras indican que hay un hacinamiento de un 300 por ciento en los centros de detención preventiva.