(dpa) – En la antesala de su visita a Alemania, el ministro de Exteriores de Turquía, Mevlüt Cavusoglu, anunció la intención de su Gobierno de trabajar para recuperar las buenas relaciones con Berlín, actualmente en momentos bajos, en un artículo publicado hoy en el grupo mediático germano «Funke».

«Ambas partes tenemos intereses en reiniciar las relaciones bilaterales, dado que vivimos en un tiempo de grandes desafíos», escribió Cavusoglu, quien mañana se reúne en la ciudad de Goslar (centro de Alemania) con su homólogo germano, el socialdemócrata Sigmar Gabriel.

«Por eso sería sensato que nuestras relaciones, al igual que desde 300 años, continúen en un ambiente de amistad y colaboración. Sin embargo, eso solo es posible si ambas partes acabamos con la actual espiral de crisis», añadió el jefe de la diplomacia turca.

Las relaciones entre Alemania y Turquía son tensas desde mediados de 2016, cuando el Parlamento en Berlín aprobó una resolución que calificaba como genocidio la masacre sufrida por los armenios cien años atrás en el Imperio otomano causando gran irritación en el Ankara.

La marcada deriva autocrática e islamista de la que es acusado el presidente Recep Tayyip Erdogan desde que tuvo lugar el intento de golpe de Estado en Turquía en julio de 2016 y las continuas encarcelaciones de alemanes en el país del Bósforo tampoco han ayudado a limar asperezas en los últimos meses.

Cavusoglu destacó además la necesidad de que el diálogo entre los dos Ejecutivos debe darse en un ambiente de «confianza» y no solo a través de los medios de comunicación. «La diplomacia de megáfono» está fuera de lugar, precisó.

El ministro de Exteriores turco avanzó asimismo que espera de Alemania una «posición firme» a la hora de detener las actividades del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), proscrito por Ankara, y del movimiento del clérigo Fetullah Gülen, al que el Gobierno de Erdogan responsabiliza del intento de golpe de Estado de julio de 2016.

A pesar de las tensas relaciones que en los últimos tiempos mantienen Turquía y Alemania, Cavusoglu destacó como muy positiva la colaboración que ambos países mantienen en lucha contra el terrorismo. En concreto, se refirió al «eficiente» intercambio de información existente entre los servicio secretos sobre la milicia terrorista Estado Islámico (EI).

Alemania y Turquía han mantenido tradicionalmente unas buenas relaciones bilaterales. En la potencia europea viven casi tres millones de personas de origen turco, siendo la comunidad de migrantes más numerosa que existe en el país.