Tu ortodoncia ya no será un problema

317

Admitámoslo. Las ortodoncias pueden llegar a ser una verdadera molestia. No solo por las cuestiones estéticas que cada vez son menos visibles gracias a los nuevos materiales sino por las molestias que pueden causarnos en la boca o a la hora de comer.

¿Quieres olvidarte de tu ortodoncia mientras la llevas puesta?

La buena noticia es que no hay nada perdido. Podemos implementar ciertos hábitos en nuestro día a día y seguir algunos consejos con los que lograremos reducir la gran mayoría de los problemas que provocan los brackets. En la red hay una infinidad de información si buscas “cuidados para mi ortodoncia” o “ortodoncia Zaragoza” encontrarás los tipos de cuidados y clínicas en toda España en las que encontrarás muchos consejos de profesionales, pero, en este post, queremos sintetizar los consejos básicos que debes tener en cuenta:

1.Usa pastas para dientes sensibles e incluso toma medicación algésica: si bien es cierto que las molestias iniciales desaparecen en unos días, hay algunas personas con mayor sensibilidad dental que agradecerán hacer uso de estos productos. Además, si pides cita con tu dentista a final de semana, podrás disfrutar del fin de semana para descansar y reponerte de las molestias.

2.La importancia de la alimentación: aunque no es necesario hacer una dieta líquida al 100 %, es verdad que ciertos alimentos no serán aconsejables en este momento. No solo por la mayor sensibilidad dental sino por los posibles daños que se pueden producir en la ortodoncia. Evita, en la medida de lo posible, las aceitunas, los kikos, los dulces como los turrones, etc.

3.Extrema tu higiene dental: de esta manera evitarás que aparezcan caries y que se queden restos de comida entre los brackets. Además de que es una buena forma de aplicar esos productos para dientes sensibles que hemos comentado antes.

4.Visita a tu dentista con asiduidad: de nada vale tener una ortodoncia si luego nos olvidamos de ir al dentista. Recuerda que es un tratamiento dental y, como tal, debemos de respetar sus tiempos. Solo así conseguiremos disminuir las posibles molestias que puedan ir apareciendo así como obtener un tratamiento 100 % personalizado.

5.Usa bálsamo labial: es normal que aparezcan heridas en la boca y, sobre todo, en los labios. Al fin y al cabo, los brackets van a estar en contacto directo con ellos por lo que una de las mejores cosas que puedes hacer es mantenerlos bien cuidados e hidratados en todo momento.

6.Sé paciente: una ortodoncia no es para toda la vida y, aunque al principio te parezca raro comer, beber agua o incluso hablar, con el tiempo te acostumbrarás. Además, en cuanto te quieras dar cuenta ya estarás luciendo una sonrisa perfecta.