(dpa) – La llegada de la borrasca “Friederike” a Alemania obligó hoy a suspender el tráfico ferroviario en Renania del Norte-Westfalia y a cancelar algunos vuelos en los aeropuertos de Múnich y Düsseldorf.

El tráfico ferroviario quedará suspendido hasta nueva orden en el estado federado alemán de Renania del Norte-Westfalia, en el oeste del país, informó la empresa alemana de ferrocarriles Deutsche Bahn. Están afectadas todas las conexiones de trenes regionales y también de larga distancia, agregaron.

El temporal también afectó al aeropuerto de Düsseldorf y al de Múnich, uno de los principales del país por detrás de Fráncfort. Ocho vuelos con destino y origen Berlín, Düsseldorf, Hamburgo y Colonia de Lufthansa fueron anulados en la capital bávara debido a la tormenta, informó el aeropuerto de Múnich. A estos se suman otros ocho vuelos de la compañía holandesa KLM que, debido a las inclemencias meteorológidas en Amsterdam, tampoco pudieron despegar. No se descarta que a lo largo del día se cancelen más vuelos, indicó un portavoz del aeropuerto.

La alerta de temporal en el oeste de Alemania también llevó a las autoridades de Colonia a cerrar el acceso directo a la famosa catedral de la ciudad, según confirmó un portavoz de Colonia. “¡Atención, desprendimiento de piedras!”, advertía un cartel.

La catedral se erigió en su mayor parte con rocas traquitas de la montaña Drachenfels, cerca de Bonn, que fueron transportadas por el río en la Edad Media hasta Colonia. El desprendimiento de rocas de la catedral debido a la descomposición o a los daños sufridos durante la guerra no es algo inusual. Con una borrasca se eleva el riesgo notablemente, lo que ha obligado a cerrarla.

Tras las primeras ráfagas fuertes y la intensa lluvia a primera hora del día, los expertos en meteorología esperan que aumente la fuerza del viento a lo largo del día. El Servicio Meteorológico Alemán (DWD) ha dado la alerta hasta la noche.

En Düsseldorf y Essen se ha pedido a los padres que vayan a recoger a sus hijos a las escuelas. De otro modo, los estudiantes deberán quedarse en las escuelas hasta que pase el temporal. También en otras regiones de Alemania se suspendieron las clases.