(dpa) – La Fiscalía General de Alemania autorizó hoy una redada en viviendas y locales comerciales en diversos estados federados relacionados con diez supuestos agentes iraníes.

Existe la sospecha de “espionaje de servicios secretos”, declaró un portavoz del organismo con sede en Karlsruhe. Durante la operación no se han producido detenciones, informó.

Los acusados habrían espiado instituciones y personas en Alemania a petición de “una unidad de los servicios secretos de Irán”. De momento se desconocen más detalles.

La revista alemana “Focus”, la primera en informar sobre la redada, publicó que los registros se llevaron a cabo en Baden-Wurtemberg, Renania del Norte-Westfalia, Baviera y Berlín.

Los sospechosos serían miembros de las conocidas como brigadas Quds, una unidad de élite de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán para operaciones extraterritoriales. La Fiscalía no quiso comentar esta información.

El Ministerio de Exteriores alemán convocó a finales de diciembre al embajador iraní, Ali Majedi, en protesta contra la actividad del espía iraní Syed Mustafa H. en Alemania.

Este espía habría vigilado la vida privada del político socialdemócrata y ex presidente de la Asociación Germano-Israelí Reinhold Robb, de acuerdo con un veredicto del Tribunal de Berlín.