Barcelona/Málaga, 14 abr (dpa) – Con la mente en la Liga de Campeones europea y el cuerpo en el campeonato doméstico, el Real Madrid buscará mañana un plácido regreso a la Liga española con un triunfo en casa del colista Málaga.

Es casi una obligación para los dirigidos por Zinedine Zidane, después de las agitadas horas que siguieron a su controvertida clasificación para las semifinales de la Champions, donde se medirán con el Bayern de Múnich.

Tres días después del intenso choque de cuartos ante la Juventus, el polémico penal en el tiempo añadido, cuando todo apuntaba a la prórroga, sigue dando que hablar.

“Se puede opinar si hay o no penalti, pero es una vergüenza que se hable de robo; me indigna y me decepciona”, afirmó hoy Zidane, contrariado por la acusación hacia su equipo.

“Con lo que estamos haciendo, molestamos a mucha gente y eso no lo podemos cambiar, pero yo voy a defender a los míos: hicimos un partido enorme y merecíamos pasar”, continuó el técnico francés.

El entrenador blanco no entiende que se cuestionen los méritos de un Real Madrid que, con el mismo juego que no convence en la Liga, supera rondas en la Champions.

A siete fechas para la conclusión del torneo doméstico, su irregular temporada mantiene a los vigentes campeones en el cuarto lugar, el último que da acceso a la próxima Liga de Campeones, con un punto menos que el Valencia, que hoy visita al Barcelona, y cuatro menos que el Atlético de Madrid, que mañana recibe al Levante.

“El partido de mañana va a ser más difícil porque el esfuerzo del miércoles fue enorme, pero gestionamos muy bien estos tres días y ahora estamos preparados para hacer un buen partido”, afirmó Zidane sobre el duelo frente al colista.

“Ellos van a querer hacer el máximo ante el Real Madrid y nosotros tenemos que estar preparados para intentar sumar porque, además, estamos en una buena dinámica”, añadió el galo, que no desveló sus planes para el choque por la trigésimo segunda fecha de la Liga.

Algunos medios españoles, no obstante, adelantaron que el entrenador blanco podría dar de nuevo descanso a Cristiano Ronaldo, autor de 15 goles en los últimos siete partidos y el futbolista que anotó el polémico penal ante la Juve.

Con sólo cuatro victorias en lo que va de campeonato, tres de ellas en La Rosaleda, los andaluces apenas tienen ya esperanzas de salvación. Buscarán así un buen resultado ante el vigente campeón europeo y de Liga para mantener su moral.

La jornada dominical se abrirá con el duelo regional entre Eibar y Alavés; continuará con el choque entre Atlético y Levante tras el pase de los rojiblancos a las semifinales de la Liga Europa y se completará con con el Getafe-Espanyol.

Por Noelia Román (dpa)