La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Oviedo ha aprobado las obras de limpieza, eliminación de grafitis y pintura de los edificios del casco antiguo de la ciudad. Unas actuaciones que se enmarcan dentro del plan de adecuación de las calles del centro, una zona monumental, con gran afluencia turística y en la que se encuentran varios museos.

El valor máximo del contrato asciende a un total de 60.421,24 euros (IVA incluido) y los planes de la concejalía de Urbanismo pasan por ampliar más adelante el plan contra las pintadas a todos los barrios de la ciudad, con la finalidad de mantener las debidas condiciones de ornato público de los edificios de Oviedo. Aunque en algunos casos puede actuarse sobre edificios de propiedad privada, las labores que asume el Ayuntamiento de Oviedo se justifican en la necesidad de garantizar el cuidado de la imagen urbana.

Las obras consistirán en limpieza sobre parámetros de piedra y la aplicación de pintura sobre enfoscados de mortero o carpinterías metálicas o de madera afectadas. El plazo para la ejecución de las actuaciones es de dos meses y medio y una vez se reciban las obras se iniciará el plazo de garantía.

El contrato comprende trabajos de mantenimiento y conservación que consistirán en la eliminación de los nuevos desperfectos que pudieran aparecer en las fachadas durante el mes siguiente a la recepción de las obras.