(dpa) – Al menos 12 personas murieron a tiros el fin de semana en diferentes estados de México, que el último año registró sus cifras más altas de violencia, según informaron hoy fuentes oficiales y medios locales.

En el estado de Nuevo León, en el norte del país, nueve personas murieron tras el ataque de un comando armado a una casa en el municipio de San Nicolás de los Garza, mientras que otras tres fueron asesinadas en las ciudades de Monterrey, Cadereyta Jiménez y Santa Catarina.

“Hasta ahora no tenemos información de que estén ligadas, todos los fines de semana suceden eventos en distintos municipios, sin duda en el que mueren las nueve personas llama la atención de la sociedad”, dijo el procurador de Nuevo León, Bernardo González, en una entrevista a una televisora local, según citan los medios.

González dijo que de los nueve muertos en San Nicolás, dos fallecieron cuando eran llevados a hospitales. Aparentemente, en el domicilio se encontraron paquetes con droga, por lo que el procurador relacionó el hecho con la pugna entre cárteles.

En Acapulco, ciudad turística del estado de Guerrero (suroeste), un tiroteo en un bar terminó con la vida de un chileno e hirió a cinco personas más, una de ellas de gravedad. El incidente ocurrió en la madrugada del domingo, informó el portavoz de Seguridad del estado, Roberto Álvarez.

“(…) al interior del bar se originó una riña entre varias personas sin motivo aparente, que propició que una persona disparara con arma corta”, señaló un comunicado.

En Guerrero operan diferentes grupos criminales y en zonas como Acapulco, donde hay gran afluencia de turistas, también hay presencia de bandas dedicadas al robo, secuestro y extorsión.

Un tercer incidente violento tuvo lugar en el estado de Veracruz (este), donde dos presuntos sicarios abrieron fuego en una discoteca y ocasionaron la muerte de dos hombres: un guardia de seguridad y el integrante de una orquesta de salsa.

Las autoridades de Veracruz ofrecieron una recompensa de un millón de pesos (unos 52.630 dólares) a quienes proporcionen información que ayude a capturar a los responsables del ataque, que quedaron registrados en un video difundido por la Secretaría de Seguridad Pública del estado.

México terminó 2017 con más de 29.000 homicidios dolosos, la cifra más alta desde que se tiene registro. Las muertes están en su mayoría vinculadas con la acción de los cárteles de las drogas y grupos del crimen organizado, aunque las estadísticas no establecen cuántos de los asesinatos se atribuyen a estas bandas.