Tel Aviv, 22 feb (dpa) – El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, sigue protagonizando titulares después de que se supiera que el entonces primer ministro italiano Silvio Berlusconi le regaló en 2003 un reloj Bulgari valorado en 1.400 euros, según indicaron hoy medios israelíes.

Los medios cuentan que el ayudante personal de Netanyahu Shlomo Filber le informó de que debía devolver el reloj. Netanyahu, por aquel entonces ministro de Exteriores, se lo entregó, algo que enfadó a su mujer, Sara.

Según los medios, más tarde la pareja citó a Filber y la mujer le gritó y le exigió que le devolviera el reloj a su marido. Dos semanas después fue despedido.

Netanyahu negó que eso ocurriera y colgó en Twitter una vieja noticia en la que se explicaba que había entregado enseguida el reloj al archivo del Estado. Después de que informara al primer ministro italiano de que no podía quedarse con el regalo según la ley israelí, este contestó: «Ese es su problema en Israel», señalaba el artículo.

Filber, hasta 2017 director general del Ministerio de Comunicación, ha firmado un acuerdo con la Policía como testigo principal en una investigación de corrupción relacionada con la empresa de telecomunicación Bezeq.

Según los medios, Netanyahu y sus hombres de confianza favorecieron económicamente a Bezeq y a la web de noticias «Walla» a cambio de que emitieran una imagen favorable del primer ministro y de su familia. Netanyahu ha rechazado todas las acusaciones.