Roma, 26 feb (dpa) – Roma amaneció hoy cubierta por una capa de nieve que vistió de blanco el Coliseo y desató batallas de bolas en la plaza de San Pedro del Vaticano.

Según el servicio meteorológico 3bmeteo, en el centro de la ciudad eterna la capa de nieve se sitúa en entre cinco y diez centímetros. Todos los colegios y jardines de infancia optaron hoy por cerrar sus puertas y las autoridades instaron a los ciudadanos a desplazarse lo menos posible.

Toda Italia se encuentra afectada por una inusual ola de frío que, en las montañas de los Apeninos, ha situado las temperaturas nocturnas hasta los 20 grados bajo cero. Aunque en el norte del país las nevadas son más habituales, en el sur y la costa suponen una rareza.