Damasco, 22 feb (dpa) – Al menos 13 civiles murieron en nuevos ataques contra la zona rebelde de Guta Oriental, cerca de Damasco, y 100 personas resultaron heridas, informó hoy el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos.

La zona en torno a la ciudad de Duma fue alcanzada en la mañana de hoy por al menos 200 granadas. «Cada minuto caen decenas de granadas», dijo el activista Masen al Shami. A causa de ello resulta imposible para los equipos sanitarios asistir a los heridos.

Guta Oriental vive desde hace varios días uno de los ataques más sangrientos de la guerra civil siria, que está a punto de cumplir siete años. Desde el domingo han muerto más de 320 civiles y más de 1.700 resultaron heridos, según los datos del Observatorio.

La escalada generó preocupación a nivel internacional. Hoy habrá una reunión para tratar el tema en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Guta Oriental pertenece a las pocas zonas del país aún bajo control de los rebeldes. El dominio lo ejercen milicias islamistas. Desde hace meses está sitiada por las tropas del Gobierno y se estima que unas 400.000 personas se mantienen aisladas del mundo exterior, sin acceso a alimentos o medicinas.