(dpa) – La ministra de Medio Ambiente alemana, Barbara Hendricks, informó hoy de su intención de poner fin al uso del polémico herbicida glifosato en Alemania antes de que termine la nueva legislatura.

“En principio esta salida sistemática y por pasos debe concluir en esta legislatura”, declaró la ministra socialdemócrata en el inicio de un congreso agrícola de su ministerio en Berlín.

En algunos ámbitos se podría poner fin de manera muy rápida como en el uso privado, indicó la ministra en funciones. En otros sectores como en laderas en peligro de erosión podría durar algo más, reconoció.

En el preacuerdo alcanzado entre conservadores y socialdemócratas para formar Gobierno se fijó “limitar notablemente el glifosato con el objetivo de terminar con su uso tan rápido como sea posible”, explicó. Hasta el momento no se ha fijado una fecha límite.

El ministro de Agricultura alemán, Christian Schmidt, aprobó el empleo del glifosato en la votación de los miembros de la Unión Europea (UE) a pesar de la oposición de Hendricks.

La UE aprobó a finales de noviembre por otros cinco años la licencia para el uso del polémico herbicida glifosato. La decisión se tomó tras meses de discusiones sobre su uso.

El glifosato es la sustancia más utilizada en el mundo para eliminar la vegetación no deseada en los cultivos agrícolas y también en jardinería. Ha sido calificado en algunos estudios como
cancerígeno, pero otros expertos alegan que en las pequeñas cantidades ingeridas a través de los alimentos no representa un peligro.