San Salvador, 26 feb (dpa) – La Fuerza Armada de El Salvador negó hoy las acusaciones que la Fiscalía General de la República (FGR) le imputó el fin de semana sobre la existencia de escuadrones de la muerte que cometieron torturas y ejecuciones extrajudiciales.

“Estamos aquí para criticar el abuso de poder, las irregularidades, las arbitrariedades en la actuación de la actual administración fiscal”, apuntó el general David Munguía, ministro de la Defensa Nacional, tras una reunión del alto mando de la Fuerza Armada.

El sábado pasado un tribunal penal de San Salvador abrió un proceso contra de tres altos oficiales castrenses por haber encubierto torturas y se reveló la existencia de un escuadrón de la muerte con nexos con la inteligencia militar, que presuntamente torturó prisioneros y ejecutó personas arbitrariamente.

La fiscalía alegó al inicio del proceso que durante más de un año investigó a los tres oficiales (dos coroneles y un teniente), a los que les intervino los teléfonos y en cuyas llamadas se da cuenta de los crímenes cometidos.

Munguía Payes afirmó que la fiscalía realizó allanamientos arbitrarios e injustificados y que ha acusado sin pruebas a tres oficiales superiores, a quienes se habría acusado de planificar homicidios contra pandilleros.

El Juzgado Especializado de Instrucción de San Salvador ordenó continuar las investigaciones judiciales por delitos como planificación de homicidios, intento de sobornos a jueces e intimidaciones a prisioneros. Los militares gozarán de libertad condicional.

Entre noviembre y febrero, tres organismos internaciones, dos de Naciones Unidas (ONU) y uno de la Organización de Estados Americanos (OEA), hicieron constar que En El Salvador se violan los derechos humanos y existen escuadrones de la muerte y ejecuciones extrajudiciales en el seno de las entidades oficiales en la lucha contra el pandillerismo