Ciudad de México, 31 ene (dpa) – México logró hoy un gran éxito en el proceso de abrir el sector petrolero al capital privado iniciado hace cuatro años, al adjudicar 19 contratos para aguas profundas del Golfo de México, que implicarán inversiones de 93.000 millones de dólares.

“Los resultados hablan por sí solos. En un proceso muy competitivo, muy concurrido por empresas de muchos continentes, logramos hoy resultados que son notables”, dijo el subsecretario de Hidrocarburos, Aldo Flores. Hubo 19 licitantes, de ellos 14 en consorcio, y el monto de inversión supera a todas las licitaciones previas.

La empresa anglo-holandesa Shell fue la gran ganadora de la licitación realizada hoy en Ciudad de México, con nueve contratos. De las 29 áreas ofertadas, 19 fueron adjudicadas y diez se declararon desiertas.

La plataforma petrolera de México se viene achicando desde 2004 por falta de inversiones. La producción total en 2017 fue de 1,9 millones de barriles diarios, un 9,56 por ciento menos que un año antes, comparado con los 3,4 millones de barriles de 2004.

“Si todos estos proyectos alcanzaran el éxito, podríamos suponer que la producción pico llegará a 1,5 millones de barriles (diarios) de estos bloques en 2032”, dijo Flores. La primera producción se espera para dentro de diez años.

La convocatoria era la más esperada en el marco de la apertura del sector energético concretada con una reforma constitucional en diciembre de 2013, después de siete décadas de monopolio estatal. La exploración en aguas profundas es la que exige más tecnología y experiencia de las empresas.

De los contratos adjudicados a Shell, cuatro son en solitario -todos ellos en el área de la Cuenca Salina-, cuatro en consorcio con Qatar Petroleum y uno con la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

La petrolera PC Carigali de Malasia obtuvo seis contratos, entre ellos tres con la española Repsol y los demás en solitario, mientras que Pemex consiguió cuatro, dos en consorcio.

Las áreas licitadas se encuentran en las regiones de Cinturón Plegado Perdido, Cordilleras Mexicanas y Cuenca Salina frente a las costas mexicanas del Golfo de México. Los contratos son a largo plazo por 35 años a 50 años.

“Esta ha sido otra jornada exitosa para el sector petrolero de México”, celebró Flores. El Estado mexicano recibirá 525 millones de dólares en efectivo, que irán al Fondo Mexicano del Petróleo, a la firma de los contratos.

Según señaló, la inversión comprometida en principio para estos 19 proyectos equivale a 1,5 veces la inversión que se había acumulado hasta ahora en todo el proceso de licitaciones previo, que constó de siete convocatorias en las que se colocaron 70 de las 94 áreas ofertadas.

Por Andrea Sosa Cabrios