Merkel y el SPD apuran las negociaciones de Gobierno hasta el lunes

232

Berlín, 4 feb (dpa) – El bloque conservador liderado por la canciller Angela Merkel y el Partido Socialdemócrata (SPD) no lograrán a lo largo de este domingo, tal y como estaba previsto inicialmente, sellar el acuerdo de coalición para formar Gobierno en Alemania, dijeron fuentes de las formaciones a dpa.

A pesar de que las partes se habían fijado este domingo como fecha límite para pactar la reedición de una alianza que garantizase un Gobierno estable para los próximos cuatro años, dichas fuentes aseguraron a dpa que las negociaciones se prolongarán a lo largo de este lunes.

Una vez alcanzado el acuerdo, algo que en el país se da por sentado, Alemania no contaría de forma automática con un nuevo Gobierno, sino que debe esperar todavía a que en un congreso los cerca 440.000 militantes del SPD den su visto bueno al pacto.

Tras lograr a principios de esta semana cerrar posiciones en política migratoria, donde se identificaban los principales puntos de discordia entre las partes, los negociadores centran ahora sus esfuerzos en limar asperezas en otros temas que a última hora se perfilaron como controvertidos, entre ellos, la exigencia del SPD de crear un seguro médico único que termine con la diferencia actual entre seguros públicos y privados.

«Todavía hay diferencias en asuntos como los alquileres, los contratos temporales y los seguros médicos. En estas áreas todavía debemos afrontar negociaciones intensas», dijo el líder del SPD a primera hora de este domingo.

«Sabemos cuál es nuestra tarea y tratamos de estar a la altura. No se puede decir cuánto tiempo llevará. El sábado se ha llevado a cabo un buen trabajo pero todavía hay puntos importantes que deben aclararse», había dicho la canciller Merkel minutos antes, dando a entender que las negociaciones se extenderían más allá de lo previsto.

A pesar de que conservadores y socialdemócratas gobernaron ya la potencia europea durante los últimos cuatro años, las conversaciones para reeditar su acuerdo de Gobierno no fueron nada cómodas.

La cúpula del SPD llegó debilitada al encuentro tras recibir un mandato por un margen muy estrecho en un congreso en el que quedó patente el descontento de muchos socialdemócratas ante la idea de volver a gobernar como socios menores de Merkel.

Desde hace más de cuatro meses, Alemania trabaja en la formación de un nuevo Ejecutivo. La potencia europea está dirigida por un Gobierno en funciones desde hace más de 120 días.

Los conservadores de Merkel ganaron las elecciones del 24 de septiembre, pero sin alcanzar la mayoría necesaria para gobernar. El SPD anunció en ese momento que se pasaría a la oposición tras recibir su peor revés electoral desde 1949.

Esto llevó a Merkel a intentar forjar sin éxito una inédita alianza con el Partido Liberal (FDP) y Los Verdes. Tras el fracaso de este primer intento, el SPD accedió al llamamiento del presidente federal alemán, Frank-Walter Steinmeier, para evitar la repetición de elecciones.

La constitución del nuevo gabinete se podría demorar hasta fines de marzo, es decir más de medio año después de las elecciones. Nunca antes, Alemania había necesitado tanto tiempo para formar Gobierno.