(dpa) – La canciller alemana, Angela Merkel, descartó hoy incorporar modificaciones al reciente preacuerdo de Gobierno alcanzado entre el bloque conservador que ella dirige y el Partido Socialdemócrata (SPD).

“Los puntos clave de este documento no pueden volver a negociarse. Lo que únicamente es posible ahora son cambios mínimos”, declaró la mandataria en una rueda de prensa celebrada hoy en Berlín.

Siguiendo la línea perfilada por su partido en los últimos días, Merkel cercenó cualquier resquicio de esperanza en el SPD de lograr incluir algunos puntos centrales de su programa electoral durante las futuras negociaciones de un posible pacto de Gobierno.

La dirigente recalcó que la formación conservadora que comanda hizo “duras concesiones” durante la redacción del acuerdo preliminar que sienta las bases para negociar una eventual alianza de Gobierno.

Asimismo, dijo confiar en que el Partido Socialdemócrata “tome una decisión responsable” el próximo domingo, cuando unos 600 delegados de la formación voten en un congreso extraordinario en Bonn si apoyan que el SPD reedite con Merkel la gran coalición que gobernó Alemania durante los últimos cuatro años.

Casi cuatro meses después de las elecciones generales del 24 de septiembre, los conservadores de Merkel y el SPD sellaron el pasado viernes un acuerdo base para empezar a negociar un posible Gobierno de coalición. En él, el Partido Socialdemócrata no logró imponer su propuesta de un seguro de salud obligatorio para todos.

Tampoco pudo incorporar la prohibición de contratos que se firman con carácter temporal sin que exista para ello un motivo objetivo. Estos son dos puntos que los socialdemócratas tenían esperanzas de incluir a partir de ahora, en la fase de negociación de un pacto para un posible de Gobierno de coalición.