Berlín, 22 feb (dpa) – La canciller alemana, Angela Merkel, exigió hoy a las tropas del Gobierno sirio de Bashar Al Assad que pongan fin a la «masacre» que están perpetrando contra los ciudadanos del país, una petición que extendió a otros países aliados del régimen como Rusia e Irán.

«Vemos unos acontecimientos aterradores en Siria. La lucha de un régimen no contra los terroristas, sino contra su propio pueblo. El asesinato de niños, la destrucción de hospitales, todo eso es una masacre que debe ser condenada», señaló la dirigente durante una declaración de Gobierno en el Parlamento alemán.

«Tenemos que intentar jugar un papel importante que nos permita poner fin a esa masacre y, como europeos, debemos intensificar nuestros esfuerzos en ello», agregó.

Merkel extendió su exigencia a países aliados de Bashar Al Assad como Rusia e Irán.

«El ministro de Exteriores de Alemania (Sigmar Gabriel) habló esta mañana por teléfono con la Cruz Roja Internacional y va a hablar con el ministro de Exteriores de Rusia (Serguéi Lavrov)», avanzó la canciller durante su intervención en el Bundestag, en la antesala de la reunión informal que mantendrán este viernes en Bruselas los 27 jefes de Estado y de Gobierno que integran el Consejo Europeo.

«Tenemos que hacer todo lo que esté en nuestras manos para que se ponga fin a esta masacre», insistió.

En los últimos días se ha agravado la situación en Guta Oriental, cerca de Damasco, uno de los pocos feudos rebeldes que quedan en el país y donde se calcula que están atrapadas 400.000 personas aisladas del mundo exterior. Los cooperantes informan de una situación humanitaria dramática, pues durante semanas no ha podido entrar ninguna ayuda, lo que ha provocado una grave crisis alimentaria. En los últimos tres días han muerto además más de 250 personas, la mayoría civiles, a causa de los bombardeos del Gobierno.