Detroit, 4 may (dpa) – El Departamento de Justicia estadounidense acusó al ex jefe de la automotriz alemana Volkswagen Martin Winterkorn de conspiración en el marco del escándalo por la manipulación de emisiones, según se desprende de una demanda ampliada difundida por el tribunal correspondiente en Detriot.

Winterkorn es acusado de haber formado parte de una conspiración para violar leyes medioambientales en Estados Unidos. El presidente ejecutivo había renunciado a su puesto en septiembre de 2015 después de que las autoridades estadounidenses destaparan el escándalo de la manipulación de las emisiones de varios autos diésel. Winterkorn ha subrayado no haber sido consciente en ningún momento de estar haciendo algo indebido.

Volkswagen ya tuvo que pagar cifras millonarias en Estados Unidos debido al escándalo. El caso afectó seriamente la imagen de los vehículos diésel y la crisis perdura hasta hoy. La Justicia estadounidense había presentado denuncias previamente contra ocho ex y actuales empleados de la empresa. Dos de ellos ya fueron condenados a penas de prisión de varios años y multas altas.

Winterkorn y otros gerentes también están siendo investigados en Alemania. Por un lado por la sospecha de estafa, por el otro por manipulación del mercado. Los accionistas demandan por ello indemnizaciones por un valor millonario debido a que la acción de Volkswagen cayó estrepitosamente tras conocerse el escándalo.

Los directivos son acusados de haber informado demasiado tarde a los mercados financieros en la segunda mitad de 2015 sobre el caso. La empresa, por su parte, subraya que lo hizo a tiempo.