Buenos Aires, 26 feb (dpa) – El hit “Despacito” llegó al Teatro Colón de Buenos Aires, uno de los más prestigiosos coliseos latinoamericanos, con una versión sinfónica entonada por el puertorriqueño Luis Fonsi acompañado por una gran orquesta.

Violines y contrabajos dieron un marco distinto al éxito de Fonsi que recorrió el mundo y llevó un furor poco habitual al Teatro Colón, colmado por unos 2.600 fanáticos del puertorriqueño que, respetando el elegante código de vestimenta del coliseo, colmaron el lugar.

Con elegante traje negro, al igual que quienes lo acompañaron con coros, Fonsi se presentó junto a una orquesta sinfónica a cargo de Edgar Ferrer y Serdar Geldymuradov como concertino.

También entonó uno de sus últimos hits, “Échame la culpa”, que grabó a dúo con la estadounidense Demi Lovato. No obstante, en el Colón fue reemplazada por la argentina Tini Stoessel, la ex protagonista de “Violetta”.

Fonsi recorrió todos sus éxitos, desde “No me doy por vencido” hasta “Aquí estoy yo”. En los bises, el público le pidió “Se supone”. Pero como la orquesta no había preparado la versión sinfónica del tema, Fonsi la cantó a capella, en un momento especial de cierre de la velada.

Fonsi se presentó en el marco del festival “Únicos”, que a lo largo de febrero y principio de marzo lleva a músicos de todos los géneros al prestigioso coliseo, entre ellos el español Joan Manuel Serrat, Il Divo y el DJ Hernán Cattáneo.

Una de las noches estuvo dedicada a “Elegidas Argentinas”, en la que participaron Lucía Galán (de Pimpinela), Lali Espósito, Stoessel y Marcela Morelo, entre otras; y otra a las “Elegidas Españolas”, en la que cantaron Vanesa Martín, Malú, Pastora Soler, India Martínez y Marta Sánchez.

El festival incluyó asimismo presentaciones de los artistas al aire libre y de forma gratuita.