(dpa) – El número de personas que viven en Alemania subió hasta finales de 2016 hasta los 82,5 millones, según cifras publicadas hoy por la Oficina Federal de Estadística del país europeo.

Esta cifra supone una subida de 346.000 personas, o lo que es lo mismo, un 0,4 por ciento más que en 2015. Como en años anteriores, este incremento se debió, sobre todo, a la inmigración. En concreto entraron 498.000 personas más de las que salieron del país. Un año antes, este superávit se situó en más de 1,1 millones debido principalmente a la avalancha de refugiados.

Por el contrario, se produjo un déficit demográfico en cuanto a los nacimientos. En 2016 murieron más personas de las que nacieron. Sin embargo, este déficit de 118.000 fue más bajo que el año anterior, cuando la brecha entre decesos y nacimientos fue de 188.000.

El número de personas con un pasaporte extranjero subió en Alemania un 6,6 por ciento hasta los 9,2 millones. Mientras, la población alemana se redujo en comparación con el año anterior en un 0,3 por ciento. La proporción de extranjeros en la mayor economía de Europa se incrementó con ello desde el 10,5 por ciento de 2015 hasta el 11,2 por ciento de finales de 2016.