(dpa) – La oposición siria no participará en el diálogo de paz impulsado por Rusia en Sochi, según subrayó hoy en Viena el negociador jefe de la principal alianza opositora, Nasr al Hariri, alegando que apenas se han realizado antes avances que justifique su participación.

No obstante, ello no significa un revés a los esfuerzos por conseguir una solución al conflicto civil que asola el país desde hace casi siete años. “Las conversaciones prosiguen hoy, mañana, pasado mañana, sobre todo con Rusia”, dijo Al Hariri, que está al frente del Alto Comité de Negociaciones (HNC, por sus siglas en inglés) . El proceso de paz, agregó, se encuentra en una fase crítica.

El HNC, que ya confirmó esta madrugada en Twitter que iba a boicotear el encuentro de Sochi, está conformado por diversos grupos para representar a la oposición de manera unificada en las negociaciones de paz que se celebran con mediación de Naciones Unidas.

Moscú programó para el lunes y martes próximo el denominado Congreso de los Pueblos, una conferencia de paz a la que han sido invitados más de un millar de participantes. La iniciativa es vista de forma crítica por Naciones Unidas, que todavía no ha respondido a la invitación formulada por el Gobierno ruso. Rusia es el principal aliado del presidente sirio, Bashar al Assad.

Un representante del Ministerio ruso de Asuntos Exteriores dijo a la agencia de noticias Tass, que la decisión de la oposición no influirá en la conferencia. “El congreso se celebrará lamentablemete sin ellos. Eso es todo”, dijo.

Al Hariri exigió además a la comunidad internacional a presionar más para que se apliquen las resoluciones de la ONU con el objetivo de poner fin al conflicto. “El régimen sirio jamás va a estar interesado en una solución política”, señaló Hariri en Viena, donde durante dos días la oposición y representantes del Gobierno sirio estuvieron negociando en Viena con la mediación del enviado especial de Naciones Unidas, Staffan de Mistura.

Su presencia el lunes en Sochi sigue sin estar clara. De Mistura dijo que iba a transmitir al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, los resultados de la conversación en Viena y éste decidirá sobre la participación en Sochi.

Tanto la ONU como la oposición pusieron especial énfasis en que el proceso de paz de la ONU no se vea anulada por la inicitiva de Rusia, que impulsa junto a otras naciones.

Las protestas contra la cúpula siria en 2011 derivaron en una guerra civil con participación internacional, razón por la que la solución tan compleja la resolución del conflicto en el que ya han perdido la vida 400.000 sirios y millones se han visto obligados a huir de sus hogares.