La fragata de la Armada Española ‘Santa María’, encuadrada en la Operación EUNAVFORMED SOPHIA, efectuó durante la jornada de ayer el rescate de más de trescientas personas, que se encontraban a la deriva en la mar al norte de las costas libias.

​A las 09:30 horas, la unidad española fue avisada de la existencia de una embarcación de madera con numerosas personas a bordo. La misma se encontraba al noroeste de la localidad libia de Misrata, y a una distancia aproximada de 260 kilómetros de la posición de buque español.

Cuando la fragata llegó a sus proximidades, la embarcación a la deriva se encontraba en situación de emergencia por presentar una vía de agua.

De manera inmediata comenzó el rescate de los ocupantes que viajaban en ella, utilizando las embarcaciones semirrígidas de la fragata. En la operación colaboraron también lanchas de un buque de la ONG “Open Arms”, que se encontraba en la zona.

A 16:35 horas finalizó la recogida, embarcando a un total de 330 migrantes (17 niños, 95 mujeres entre las que se encontraban tres embarazadas y 218 hombres).

Todos ellos serán transferidos a las autoridades italianas en un puerto aún por determinar, de la costa de Sicilia, hacia la que se dirigió la fragata española.