(dpa) – Jim Jarmusch tiene muchos amigos en el mundo del cine y de la música. Por eso, nunca tuvo problemas en que importantes figuras se colocaran delante de su cámara.

Por la lente de este ícono del cine independiente estadounidense, creador de películas de culto como “Stranger than Paradise” y “Broken Flowers”, desfilaron John Lurie, Tom Waits, Iggy Pop, Tilda Swinton, Roberto Benigni y Bill Murray. Sin embargo, Jarmusch probablemente no de una gran fiesta este lunes 22 de enero, cuando festeje su 65 cumpleaños.

A Jim no le gusta festejar sus cumpleaños, dijo el compositor y compañero de banda de Jarmusch, Carter Logan, al ser preguntado por dpa. Tampoco quiere dar actualmente entrevistas sobre su trabajo. “Gracias por preguntar de parte de Jim”, completó su amigo.

Con su banda de rock SQÜRL, fundada en 2009, Jarmusch y Logan grabaron las bandas de sonido “The Limits of Control”, “Only Lovers Left Alive” y “Paterson”.

Estrenó su última película, “Paterson”, en mayo de 2016 en la competencia del Festival de Cannes. En ella, Adam Driver interpreta a un chofer de autobús que escribe poesía, que vive en una casita en la ciudad de Paterson, en Nueva Jersey, junto a su ocurrente novia, siembre embarcada en algún proyecto, y su pequeño perro. La película es un lento flujo poético de anécdotas y observaciones de un día común. “No tenía ganas de una película de acción o guerra. Quería filmar una película tranquila y lenta”, dijo Jarmusch a dpa en Cannes.

El homenaje filmado a la poesía de Jarmusch tiene un trasfondo personal. “En realidad quería ser poeta. Los poetas eran mis ídolos, ya que nunca conocí a un poeta que lo fuera por motivos financieros”, contó el director.

Jarmusch se crió con dos hermanas en un suburbio de Akron, en el estado norteamericano de Ohio. Descubrió temprano su amor por el cine y la literatura. En Chicago estudió literatura inglesa y estadounidense y tras una estancia más larga en París se anotó para estudiar cine en Nueva York. Como tecladista y cantante, formó en esos tiempos parte de una banda.

Con “Gimme Danger” (2017) llevó su amor por la música al cine. La película es un homenaje al músico punk Iggy Pop y The Stooges. Cuando era adolescente, los Stooges lo impactaron, contó Jarmusch en el estreno mundial de la película en Cannes en 2016. Veinte años antes había documentado una gira de Neil Young y Crazy Horse. También rodó videoclips para artistas como Tom Waits y Neil Young.

En julio pasado, Jarmusch dijo al portal de entretenimiento “Vulture.com” que intentó encontrar un ritmo propio con su compañero de banda Carter. “Hablo despacio, amo la música, ¿será por eso que tengo un ritmo lento dentro mío? También me gustan las cosas más rápidas, pero pocas veces creo música así”, afirmó.

Sus películas también son lentas, casi meditativas y minimalistas, con un amor por los detalles. El director finlandés de culto Aki Kaurismäki dijo alguna vez sobre Jarmusch: “Es el cineasta más lento del mundo”.

Ya su primera película más importante, “Stranger than Paradise”, estaba inscrita en el arte de la simpleza, y le valió en 1984 la Cámara de Oro en Cannes. En “Down by Law”, mandó a tres reos escapados de la cárcel, interpretados por John Lurie, Tom Waits y Roberto Benigni, a los pantanos de Mississippi. Para “Night on Earth”, filmó cinco episodios que transcurrían en simultáneo en cinco ciudades del mundo -New York, París, Roma, Los Angeles y Helsinki- a bordo de un taxi. Jarmusch hace del encuentro cotidiano y casual de distintas personas historias connmovedoras.

En “Coffee and Cigarettes” (2004), el café y los cigarrillos reúnen a personas que hablan de cosas insignificantes. En los 11 episodios se ven a varios amigos del director como Waits, Iggy Pop y Beningni. Bill Murray se luce como adicto al café maniático, mientras que Cate Blanchett tiene un doble papel como diva de cine y su pariente venida a menos. Jarmusch también deja improvisar a sus actores.

En su película melancólica “Broken Flowers” (2005), Jarmusch volvió a llamar a Bill Murray para interpretar a un antiguo donjuán envejecido que vuelve a visitar a sus ex parejas, interpretadas por Sharon Stone, Frances Conroy, Jessica Lange y Tilda Swinton. La película se llevó el Gran Premio del Jurado en Cannes.

En la comedia de vampiros “Only Lovers Left Alive” (2013), con Tom Hiddleston y Tilda Swinton como vampiros hipster, Jarmusch logró darle un tono melancólico y hasta cómico a dos figuras del inframundo. Algo nada fácil de lograr.

Por Barbara Munker