Estocolmo, 27 mar (dpa) – La escritora estadounidense Jacqueline Woodson fue galardonada hoy con el premio Astrid Lindgren, el de mayor dotación para literatura infantil y juvenil.

“En un lenguaje tan ligero como el aire, cuenta historias de abrumadora riqueza y profundidad”, dijo el jurado en Estocolmo y añadió que “Woodson captura una nota poética única en una realidad diaria dividida entre la tristeza y la esperanza”.

Un tema común en el trabajo de la escritora es cómo los adolescentes realizan la transición de la niñez a la vida adulta y fue hoy alabada por su “profundo entendimiento de la psique adolescente”.

“Jacqueline Woodson nos presenta jóvenes inquebrantables que luchan por un lugar en el que puedan echar raíces”, explicó el jurado.

Pero sus obras también hablan de racismo, segregación, injusticia económica, exclusión social, prejuicios e identidad sexual, señaló el jurado.

El premio, dotado con cinco millones de coronas suecas (611.000 dólares/520.000 euros), fue creado en 2002 por el Gobierno sueco. El galardón reconoce a los escritores e ilustradores de literatura infantil y juvenil y a los que promueven la lectura en el espíritu de la escritora sueca Astrid Lindgren.

Woodson ha escrito alrededor de 30 libros, entre ellos novelas, poesía y libros ilustrados. Su novela autobiográfica “Brown Girl Dreaming”, de 2014, fue muy aclamada. En ella explora su vida y la historia de los afroamericanos.

“Es la historia de cómo empecé a escribir, está en un lugar muy especial de mi corazón”, contó en la emisora Swedish Radio tras el anuncio. Woodson, de 55 años, explicó que con 7 años ya sabía que quería ser escritora.

La ceremonia de entrega del premio tendrá lugar el 28 de mayo en Estocolmo. Este año competían por el galardón 235 nominados de 60 países, entre ellos cinco autores y organizaciones argentinas, un mexicano y dos españoles.