¿Irá el cuñado de Felipe VI a prisión? Cinco claves del proceso

322

Madrid, 21 mar (dpa) – El Tribunal Supremo español analiza desde hoy los recursos a la sentencia que hace un año condenó a seis años y tres meses de prisión a Iñaki Urdangarin, cuñado del rey Felipe VI, por el caso de corrupción que salpicó a la monarquía española.

A continuación, cinco claves sobre el proceso y la resolución que decidirá si el ex deportista ingresa o no en prisión:

– LA SENTENCIA ORIGINAL: Iñaki Urdangarin fue condenado en febrero de 2017 por la Audiencia de Palma a seis años y tres meses de prisión, siete años y un mes de inhabilitación especial y una multa de más de medio millón de euros por prevaricación, malversación, fraude, tráfico de influencia y dos delitos fiscales. La pena impuesta fue inferior a la que pedía la Fiscalía inicialmente, 19 años de prisión, ya se le absolvió de blanqueo de capitales y otros delitos.

Su esposa, la infanta Cristina, fue absuelta de los dos delitos fiscales por los que se sentó en el banquillo de los acusados.

– LOS RECURSOS: La defensa de Urdangarin solicita que su cliente sea absuelto y la sentencia de la Audiencia de Palma, anulada. La Fiscalía, por su parte, pide aumentar la pena a diez años de cárcel al considerar a Urdangarin «motor» de una «secuencia de delitos» junto a su ex socio en el Instituto Nóos, una entidad sin ánimo de lucro a través de la cual desviaron supuestamente dinero público.

Por último, la Abogacía del Estado reclamó un incremento de diez meses en la condena de prisión para el cuñado del monarca español.

– LA DECISIÓN DE LOS MAGISTRADOS: A tenor de los recursos interpuestos, los cinco magistrados que componen la sala de casación del Supremo decidirán si se mantiene, reduce, anula o endurece la condena. Una vez se notifique la sentencia firme, corresponde a la Audiencia de Palma su ejecución. Es, por tanto, este tribunal el que puede abrir la puerta a alegaciones por parte de los condenados y el que decide el ingreso o no en prisión.

Actualmente el cuñado del rey se encuentra en libertad provisional sin medidas cautelares y durante el último año ha residido en Ginebra (Suiza), adonde se mudó en 2013.

– LOS TIEMPOS: Lo más probable es que la decisión del Supremo no se conozca hoy mismo. Tras la exposición de los recursos por las partes, los magistrados tienen que deliberar. No hay un plazo concreto para el pronunciamiento, aunque no se descarta que se posponga varios días. Algunos expertos hablan de que podría demorarse incluso un mes.

– POSIBLES BAZAS DE URDANGARIN. Dependiendo de la decisión del Supremo, el cuñado del rey podría hacer determinadas alegaciones ante la Audiencia de Palma para evitar un posible ingreso en prisión, informaron a dpa fuentes de este tribunal.

Por ejemplo, en caso de que el Supremo rebaje la única pena superior a dos años de cárcel que se ha impuesto a Urdangarin -por delito de fraude-, éste podría solicitar la suspensión de la condena en virtud del artículo 80 del Código Penal español, que abre la puerta de forma excepcional a la suspensión de las penas de prisión que «individualmente no excedan de dos años» cuando «las circunstancias personales del reo (…) así lo aconsejen».

Urdangarin también podría pedir a la Audiencia de Palma que paralice la ejecución de la sentencia en caso de solicitar un indulto.

Por último, aunque desde el punto de vista jurisdiccional la sentencia del Supremo sea «firme y ejecutable», Urdangarin -al igual que el resto de condenados- podría recurrir en última instancia al Tribunal Constitucional si considera que alguno de sus derechos fundamentales se ha visto vulnerado. Lo normal es que, en casos de condena de más de cinco años de prisión, no se suspenda automáticamente su ejecución, según apuntaron fuentes del Supremo.

Por Ana Lázaro Verde (dpa)