Bilbao (España), 30 ene (dpa) – El Athletic de Bilbao fichó hoy al central español Iñigo Martínez tras pagar los 32 millones de euros (casi 40 millones de dólares) que el jugador tenía fijados como cláusula de rescisión en la Real Sociedad, eterno rival del club bilbaíno.

“El que más ha sufrido estos días he sido yo y los que me tienen cerca lo saben”, manifestó el jugador en su presentación como jugador del Athletic y consciente de la repercusión de su cambio del equipo.

Antes llegó la confirmación de su fichaje por parte de un Athletic que cerró la operación más cara de su historia.

“El jugador Iñigo Martínez Berridi, procedente de la Real Sociedad de Fútbol SAD, se incorporará a la disciplina del Athletic Club una vez extinguido su contrato de trabajo tras haber depositado en el día de hoy, en la sede de la Liga de Fútbol Profesional, el importe de 32 millones de euros correspondiente a su cláusula de rescisión”, confirmó el Athletic en un comunicado.

El Athletic cerró la operación después de hacerse oficial la contratación del francés Aymeric Laporte por el Manchester City, que pagó precisamente al club vasco la cláusula de rescisión del central, fijada en 65 millones de euros. La entidad bilbaína utilizó la mitad de ese dinero para fichar a Martínez.

Jon Berasategui, director general del Athletic, fue el encargado de formalizar el trámite en la sede de LaLiga, la patronal de los clubes españoles.

“El jugador firmará con el Athletic Club un contrato con vigencia hasta el 30 de junio de 2023, y con una cláusula de rescisión de 80 millones de euros”, destacó el Athletic en su comunicado.

La operación de la entidad bilbaína generó una enorme controversia por la tradicional rivalidad entre Athletic y Real Sociedad, los dos clubes vascos más importantes.

“Entiendo que estén molestos (en la Real Sociedad), pero estoy aquí, contentísimo y para aportar todo para el club”, declaró Martínez en su presentación.

Para el central, es “un orgullo” convertirse en el fichaje más caro en la historia del Athletic y añadió que asume el reto.

“Apuestan fuerte por mí. No ha sido nada fácil cambiar de aires pero es lo que me pedía el cuerpo. Estoy contento y agradecido a este club. Quiero dar lo mejor de mí y aportar todo lo que tengo para seguir sumando. Considero que esto es lo mejor que he podido hacer”, destacó el internacional español.