Berlín, 2 may (dpa) – El ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, alertó del riesgo que pueden entrañar las declaraciones del martes del presidente palestino, Mahmud Abbas, en las que responsabilizó al pueblo judío del Holocausto, el asesinato de unos seis millones de judíos a manos del régimen nazi.

“Nos oponemos a cualquier relativización del Holocausto”, escribió el ministro socialdemócrata en su perfil de la red social Twitter, alertando del peligro de la banalización de la historia.

“Alemania asume su responsabilidad por el crimen más sanguinario de la historia de la humanidad. El recuerdo de lo ocurrido continúa siendo un recordatorio y un cometido para que combatamos de forma decidida cualquier tipo de antisemitismo”, agregó.

El político palestino, de 83 años, dijo el martes en Ramala que “el Holocausto no fue desencadenado por el antisemitismo, sino por ‘el comportamiento social’ de los judíos, la forma en que prestaban dinero”, según publicó la agencia de noticias Wafa.

En su tesis doctoral presentada a comienzos de los años 80, Abbas relativizó el Holocausto y acusó al movimiento sionista de colaborar con el régimen de Adolf Hitler. En 2014, sin embargo, calificó por primera vez el exterminio judío de “el peor crimen de la época actual”.