(dpa) – La expresión «hechos alternativos» fue elegida en Alemania como la peor palabra o frase del año, anunció hoy la portavoz del jurado independiente, la profesora de linguística Nina Janich.

Se trata de una expresión que busca ocultar y confundir de modo de «hacer presentable una afirmación falsa en un debate público», explicó el jurado sobre la elección de este año, un concepto creado bajo la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, para defender el manejo de hechos falsos como si fuesen verdaderos.

Un jurado de seis expertos analizó 684 diversas propuestas. Sólo cerca de entre 80 y 90 de éstas cumplían con los criterios para ser seleccionadas, indicó Janich. En la recta final quedaron 20 palabras.

La «peor palabra del año» se elige en Alemania desde 1991 y hace referencia a aquellos conceptos de la actualidad que vulneran el principio de la dignidad humana o de la democracia, porque discriminan a grupos de la sociedad o son eufemísticos o engañosos.

En 2016, la palabra elegida fue «traidor del pueblo» («Volksverräter», en alemán), un concepto utilizado para criticar al Gobierno y los partidos tradicionales. El objetivo es llamar la atención sobre formas públicas del uso del idioma y apelar a la conciencia y a la sensibilidad.

La expresión «hechos alternativos» fue usada por primera vez por la consejera del presidente de los Estados Unidos Kellyanne Conway durante una entrevista en la televisión estadounidense en enero de 2017. Cuando se le preguntó por qué el secretario de Prensa de la Casa Blanca Sean Spicer había asegurado que la toma de posesión de Trump había sido la más masiva de la historia pese a que las cifras de asistentes demostraban que eso no había sido así, Conway alegó que estaba dando «hechos alternativos».