Descubre cómo montar tu propio armario de cultivo de interior y los tips básicos de iniciación en el cultivo

El cultivo de interior en armario ha tenido un gran crecimiento en los últimos años. Este tipo de cultivo ofrece una gran cantidad de ventajas, como una mayor discreción en el cultivo, un montaje muy sencillo, sin tener la necesidad de hacer ningún tipo de obras y un buen aislamiento frente a cualquier tipo de plaga o de hongos comunes en las plantas.

Además, es la solución ideal cuando no se dispone de una terraza o de jardín o simplemente se quiere tener una plantación más privada.

Sin embargo, para poder contar con todas estas ventajas y para crear el microclima adecuado para las plantas, es necesario disponer de un armario de cultivo de calidad y que cumpla con una serie de requisitos esenciales. En https://www.armariosdecultivo.com/ puedes encontrar una amplia gama de armarios de cultivo con las mejores condiciones, en cuanto a precio y a calidad.

Para que sea un armario de cultivo adecuado, este debe permitir un cierre totalmente hermético y no debe permitir que la luz lo atraviese una vez que se ha cerrado. Además, debe contar con los orificios necesarios para la salida de aire, el extractor, y para la entrada de aire, el intractor, además de disponer de los agujeros para el paso de los cables.

Por otro lado, la estructura del armario debe tener una gran resistencia y además, debe estar realizado con materiales de alta calidad. Las cremalleras, por ejemplo, deben ser resistentes y grandes, para que puedan soportar las múltiples aperturas y cierres del armario que supone el cultivo.

Cómo montar un armario de cultivo de interior

El montaje de un armario de cultivo es bastante sencillo, y depende del tipo de modelo que se elija.

En primer lugar, antes de adquirir tu armario de cultivo, es necesario tener en cuenta algunas consideraciones previas. Lo primero que hay que considerar es el espacio en el que se colocará el armario. Esto dependerá del tamaño de la plantación que quieres tener y del tamaño del cuarto. Por suerte existen armarios de cultivo de multitud de medidas.

Es conveniente también tener un pequeño espacio adicional más para poner y almacenar todos los accesorios necesarios y tener una ventana cerca, para poder colocar el tubo extractor de aire.

Además del tamaño del armario, también es muy importante tener en cuenta los materiales con los que está realizado. Es conveniente que el interior esté forrado con un material llamado mylar, y este debe ser reflectante en color blanco o en color aluminio. Este tipo de materiales tienen la capacidad de reflejar muy bien la luz, por lo que toda la energía de la luz se dirigirá hacia las plantas.

Una vez escogido el modelo de armario de cultivo que queremos, el proceso de montaje es muy fácil de hacer. Primero se debe colocar la lona inferior, que protegerá el suelo y evitará que se estropee. Después, en la mayoría de los modelos, se deben ensamblar los tubos en los que se basa la estructura del armario y después ajustar la lona, de forma que todas las esquinas queden perfectamente alineadas.

Después de haber montado la estructura de forma correcta, el siguiente paso es colocar las luces en su lugar. Este paso dependerá del modelo de armario y del tipo de luces.

En el caso de los Kits de cultivo de interior, en las instrucciones se indicará de forma detallada la forma en la que se deben poner las luces dentro del armario. Sin embargo, en general, las luces se deben colgar en la zona superior, sujetándolas mediante alguna correa u otro elemento similar.

Otros de los elementos más importantes que se deben tener en consideración en el montaje del armario, son el tubo extractor y el tubo intractor. Como hemos comentado, el armario debe estar cerca de una ventana o de una salida de aire adecuada. El extractor debe quedar muy bien ajustado a la ventana, por ello, a veces se suele poner una tabla de madera después de quitar la ventana.

Los extractores se pueden colocar fuera del armario, dentro o en las bocas de salida si el tamaño lo permite. En armarios de cultivo de pequeño tamaño como los de 60x60x140cm u 80x80x160 podemos prescindir del intractor ya que sería suficiente con la intracción pasiva. Sin embargo, en los armarios de tamaño más grande, como los de 100x100x200 cm sí que es necesario tenerlos.

El filtro antiolor es otro de los esenciales en este tipo de cultivos. Para evitar el olor de determinadas plantas, conviene instalar un filtro antiolor. El filtro debe conectarse con el extractor y debe colocarse junto al techo del armario.