Caracas, 25 feb (dpa) – Las maniobras realizadas por la Fuerza Armada venezolana con participación de grupos civiles para probar la capacidad defensiva del país terminaron hoy con un ejercicio en el principal aeropuerto militar de Caracas.

La operación militar fue ordenada después de que el presidente Nicolás Maduro denunciara un supuesto plan del Comando Sur de Estados Unidos para una intervención.

Las prácticas denominadas Ejercicio de Acción Defensiva Multidimensional Independencia 2018 comenzaron el sábado y continuaron hoy en distintos escenarios militares.

El sábado, Maduro supervisó las prácticas desde un comando militar en Caracas, desde donde aprobó recursos para los planes castrenses y destacó la capacidad de operaciones de los militares, así como la importancia de la unión cívico-militar.

“La unión cívico-militar es profunda, porque se siente en el alma del pueblo y también en la de los soldados. El futuro requiere orden y solo es posible con todos: militares y civiles”, dijo en su cuenta de Twitter.

En la jornada, las fuerzas militares y las milicias, compuestas por personal civil con alguna experiencia militar, realizaron los ejercicios en la base aérea Francisco de Miranda, en el este de Caracas, donde funciona el comando de la Fuerza Aérea.

Estos ejercicios fueron dirigidos por el general José Luis Parra, quien coincidió con Maduro en la importancia de la unión cívico-militar.

“Este ejercicio demostró cómo esa unión cívico-militar de la que estamos hablando es fundamental en el sistema defensivo frente a cualquier amenaza”, recalcó.