Madrid, 30 ene (dpa) – Coincidiendo con su 50 cumpleaños, el rey español Felipe VI impuso hoy a su hija mayor, la princesa Leonor, la máxima distinción que concede la Corona española, el Collar de la Insigne Orden del Toisón de Oro.

En una ceremonia solemne en el Palacio Real de Madrid, el monarca colocó el lazo rojo que simboliza la Orden sobre el pecho de su heredera. La niña, de 12 años, lo recibió nerviosa y sonriente.

“De este modo, querida Leonor, he escogido compartir contigo este día especial para poner de relieve, con la mayor solemnidad y simbolismo, nuestro compromiso personal e institucional con España”, dijo el rey.

En su discurso, y coincidiendo con un un momento difícil en España por el desafío separatista en la región de Cataluña, Felipe VI recordó a la heredera del trono español las “responsabilidades especiales” que implica el Toisón de Oro.

“Te guiarás permanentemente por la Constitución, cumpliéndola y observándola. Servirás a España con humildad y consciente de tu posición institucional y harás tuyas todas las preocupaciones y las alegrías, todos los anhelos y los sentimientos de los españoles”, le dijo.

El rey destacó especialmente la Carta Magna española así como la labor de su padre, el rey emérito Juan Carlos, a quien reconoció como “impulsor y promotor imprescindible de la Transición española”.

A la ceremonia asistieron la reina Letizia, madre de Leonor, los reyes Juan Carlos y Sofía, y algunas de las principales autoridades del Estado español, entre ellas el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy.

También otras personalidades que son miembros de la orden, como el ex responsable de política exterior de la Unión Europea (UE) Javier Solana, el ex presidente de la Real Academia Española Víctor García de la Concha y el primer secretario general iberoamericano, Enrique V. Iglesias.

“Sus nombres nos evocan conceptos tan importantes para nuestro país como Cultura, Europa e Iberoamérica”, expresó el monarca al citarlos.

El Toisón de Oro, la más alta distinción que concede el rey de España, se creó para “premiar y representar los valores de la excelencia, el servicio y la lealtad”, explicó hoy el propio monarca.

La orden fue fundada en 1429 por el Duque de Borgoña Felipe III y pasó a su nieto Carlos I de España, el emperador Carlos V. Desde entonces, los reyes de España son sus soberanos y grandes maestres.

Hasta ahora, la distinción del Toisón de Oro ha sido recibida por más de mil personas, entre ellas reyes, aristócratas y personalidades destacadas de la política y el mundo militar.

El de hoy es el primero que impone Felipe VI en su reinado, que comenzó en junio de 2014 tras la abdicación de Juan Carlos I, aunque la concesión a Leonor tuvo lugar en octubre de 2015 coincidiendo con el décimo cumpleaños de la primogénita.