La Paz, 28 mar (dpa) – El presidente de Bolivia, Evo Morales, reiteró hoy en La Paz que Chile no está cumpliendo el tratado de paz y amistad suscrito por ambos países el 20 de octubre de 1904, y ennumeró varias violaciones a ese documento jurídico que afecta al comercio exterior de Bolivia.

Ese acuerdo fijó también las fronteras entre ambos países tras la Guerra del Pacífico (1879-1883) que enfrentó a Chile, Bolivia y también Perú y en la que Bolivia perdió su salida al mar.

Morales precisó que entre 2013 y 2015 se registraron 134 días de paros en los puertos chilenos que gestionan la carga boliviana. Además también hubo paros en la Aduana de Chile. En total, un promedio de 21 días por año en el período 2015-2016.

Ello supone una la perdida económica para cada camionero de unos 2.500 dólares por día de paro en el lado chileno. “Cada día circulan 450 camiones por día con carga boliviana”.

También se refirió a la cancelación de visas de ingreso a Chile desde 2016 para varias autoridades bolivianas, entre ellos el ministro de Justicia, Héctor Arce, o el presidente del Senado, José Alberto Gonzáles.

Morales también criticó los permanentes ejercicios militares que se realizan en la frontera común de Chile con Bolivia, y el sembrado de 181.814 minas antipersonales y antitanques. “Chile no cumple con la convención de Ottawa de 1997 sobre retiro de minas”, precisó.

Además criticó a Chile por no colaborar en la lucha contra el contrabando, y recordó la detención el año pasado de varios funcionarios de la Aduana boliviana por haber ingresado en territorio chileno en un operativo contra redes de contrabandistas que operan en el norte de Chile y oeste de Bolivia.

“Queda demostrado que Chile no cumple el tratado de 1904”, destacó.

Tras perder el acceso al mar en ese tratado, Bolivia reclama desde 2013 ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) que se obligue a Chile a negociar de buena fe una salida al mar para el país, proceso en el que hoy se presentaron los últimos alegatos por parte de Chile.

Morales siguió la retransmisión de la sesión por televisión junto a su equipo de ministros desde el Palacio Quemado.

“Reiteramos que nuestra demanda tiene por objeto solicitar a la Corte que conozca y declare que Chile tiene la obligación de negociar de buena fe con Bolivia, cumpliendo sus propios compromisos, para alcanzar un acuerdo que conceda a Bolivia pleno acceso soberano al océano Pacífico”, dijo.