Neumünster (Alemania), 28 mar (dpa) – El europarlamentario euroescéptico alemán Bernd Lucke visitó al ex presidente catalán Carles Puigdemont en la cárcel de Neumünster, en el norte de Alemania, y reclamó su puesta en libertad mientras dure el proceso judicial.

“Le propuse al señor Puigdemont, y él lo aceptó enseguida, que diera su palabra de honor de que no abandonaría Alemania mientras la Justicia alemana no haya dictaminado sobre su proceso de extradición”, declaró Lucke, uno de los miembros fundadores del partido Alternativa para Alemania (AfD).

En sus orígenes en 2013, la agrupación surgió como un partido euroescéptico como reacción a la crisis del euro pero hoy en día defiende posturas de ultraderecha.

Lucke, ahora eurodiputado de una escisión de la AfD, el también euroescéptico Reformadores Liberal-Conservadores (LKR), mantuvo un encuentro de una hora y media con el político soberanista en el centro penitenciario adonde fue llevado el domingo tras su detención en base a una orden europea emitida por España.

Esta sería “la manera apropiada y política de tratar al señor Puigdemont”, indicó tras su reunión. En su opinión, el Gobierno español pide la entrega del líder independentista por cuestiones políticas. Para Lucke es “vergonzoso” que Puigdemont esté “sentado en una celda como un vulgar criminal”.

El político alemán calificó, además, a Puigdemont como “un ejemplo clásico de perseguido político”. Asimismo, informó que es tratado como todos los demás presos de Neumünster, sin trato especial alguno. “Sin embargo, él cree que está siendo bien tratado. Se siente bien”, comentó.

Puigdemont puede escribir y hacer llamadas, pero no puede recibir llamadas, detalló. También el personal y los demás presos le tratan de manera muy correcta y educada, agregó. “Por ello no tiene razón alguna para quejarse”.

Lucke relató también que el político catalán confía en tener un veredicto justo de la Justicia alemana y cuenta con pasar dos meses en prisión.

Puigdemont se ve como representante de los catalanes y quiere poder representar los intereses de su pueblo con dignidad y responsabilidad, apuntó. “Una huida está totalmente descartada”, declaró.

Durante el encuentro, los dos políticos hablaron también sobre la posibilidad de una solicitud de asilo político en Alemania, algo a lo que Puigdemont sabe que no tendría derecho, comentó Lucke.

En general, el eurodiputado comentó que le había dado una impresión de tranquilidad. “El señor Puigdemont subrayó que no quiere ceder en su lucha a favor de los derechos de los catalanes”, agregó.

Puigdemont fue interceptado en la mañana del domingo, en un área de servicio junto a la autopista A7 tras ingresar desde Dinamarca a Alemania por la frontera norte, en respuesta a una orden de captura europea activada por el Tribunal Supremo español dos días atrás.

El lunes, la Justicia alemana decidió mantener al político soberanista en la prisión de Neumünster hasta que se tramite su posible entrega a España.

La Fiscalía General de Schleswig-Holstein indicó hoy que continúa analizando los documentos del caso de entrega del ex presidente catalán Carles Puigdemont y que no decidirá sobre la extradición esta semana. Una vez tome una decisión, deberá presentarla ante el Tribunal Superior Regional de Schleswig-Holstein, que deberá dictaminar si la entrega está justificada y si cumple con la legalidad.