Ankara, 4 abr (dpa) – El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se reunió hoy en Ankara con sus colegas de Rusia e Irán, Vladimir Putin y Hassan Rohani, para celebrar una cumbre sobre la guerra civil en Siria.

Rusia e Irán apoyan al presidente sirio, Bashar al Assad, mientras que Turquía respalda a la oposición y lucha contra las milicias kurdas en el norte de Siria. Las tres naciones son garantes en el proceso de Astaná, que tiene como objetivo alcanzar una tregua, y se reunieron por última vez en noviembre en la localidad rusa de Sochi.

Según fuentes del Gobierno turco, las conversaciones se centrarán en la creación de zonas para reducir el conflicto, en la situación humanitaria y los esfuerzos para elaborar una nueva Constitución en Siria. Los críticos acusan a los tres países de ser en parte responsables de la continua violencia en Siria.

Erdogan ya se reunió el martes con Putin en la capital turca, y hoy ambos mantuvieron reuniones bilaterales por separado con Rohani.

Tras la reunión del martes con Putin, Erdogan afirmó: «Estamos de acuerdo en continuar con nuestros esfuerzos para conseguir una solución política a los problemas en Siria. Antes de partir hacia Ankara, también Rohani insistió en que no hay solución militar posible y que el futuro solo puede decidirlo el pueblo sirio en elecciones democráticas.