Bogotá, 26 feb (dpa) – La guerrilla del ELN anunció hoy una tregua unilateral por las elecciones parlamentarias del 11 de marzo e insistió en que se deben reanudar pronto las negociaciones en busca de un acuerdo de paz, en un mensaje que en principio fue bien recibido por presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

“Ante las próximas elecciones del 11 de marzo, así no compartamos estos procesos viciados, como una muestra de respeto a las colombianas y colombianos que van a depositar su voto, el ELN (Ejército de Liberación Nacional) realizará un cese de operaciones militares ofensivas, entre el 9 y el 13 de marzo próximo”, señaló el grupo en un comunicado.

El ELN agregó que agradece los esfuerzos de varias personas que tratan de mediar con el Gobierno para la reanudación del proceso de paz, entre quienes destacó al presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, monseñor Óscar Urbina; el jefe de la Misión de las Naciones Unidas, Jean Arnault; y los políticos Iván Cepeda y Álvaro Leyva.

“La agenda (de diálogo) debe continuarse desarrollando con rigurosidad y celeridad, respetando a la vez los instrumentos y protocolos pactados, para buscar un acuerdo que supere la confrontación armada y acordar transformaciones en búsqueda de una Colombia en paz y equidad”, expresó la organización armada.

“En consecuencia con lo anterior, proponemos al presidente Santos fijar una fecha de inicio del quinto ciclo de conversaciones y enviar su delegación de diálogo a Quito. En correspondencia, en esta fecha también se harían presentes todos nuestros delegados en la capital de Ecuador”, añadió.

Santos dijo que el Gobierno verificará la autenticidad del comunicado y que se pronunciará cuando haya concluido ese examen, aunque el mensaje fue publicado en la página oficial de Internet de esa organización.

“Voy a estudiar bien el comunicado, voy a verificar su autenticidad y ahí tomaremos decisiones”, dijo Santos en declaraciones a la estación de radio La FM.

“Ese era el tipo de gestos que estábamos nosotros pidiendo. He dicho, desde el momento en que se rompió el cese al fuego el 9 de enero de este año, que el ELN debería ser coherente. Vienen insistiendo en que quieren la paz, pero las acciones de ellos iban totalmente en contravía”, expresó el jefe de Estado.

“Este comunicado, si lo respaldan con acciones, es precisamente el tipo de gestos que estábamos buscando para reanudar esos diálogos”, agregó Santos.

La negociación de un acuerdo de paz empezó hace un año en Quito y su primer logro fue un pacto de alto el fuego y de hostilidades que se cumplió entre el 1 de octubre de 2017 y el pasado 9 de enero.

Tanto el Gobierno como el ELN habían expresado su voluntad de prorrogar el pacto cuando empezara la quinta ronda de negociaciones, lo cual estaba previsto para el 8 de enero.

No obstante, el inicio de esa ronda de diálogo fue pospuesto para el 10 de enero. Con la finalización del cese de fuego sin un acuerdo para extenderlo, el ELN reanudó de inmediato sus ataques.

Santos ordenó entonces la suspensión indefinida del inicio del quinto ciclo de negociaciones y exigió al ELN que tenga coherencia entre sus declaraciones a favor de la paz y sus acciones violentas.

El ELN es la única organización guerrillera que sigue actuando en el país desde finales de 2016, cuando las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) firmaron un acuerdo de paz y se desmovilizaron para crear un partido político legal.