Londres, 30 ene (dpa) – No será la última oportunidad, pero mañana el Tottenham se jugará una parte de sus posibilidades de meterse entre los cuatro primeros equipos de la Liga inglesa de fútbol cuando se enfrente al Manchester United, uno de sus rivales directos arriba en la tabla.

Actualmente en el quinto lugar del torneo, el cuadro de Mauricio Pochettino recibe a los “red devils”, que marchan en el segundo lugar con 53 puntos, a 12 del líder Manchester City.

Los “Spurs”, que tienen 45 unidades, evitaron el fin de semana una sorpresiva eliminación en la Copa inglesa al empatar 1-1 contra el Newport County con un gol de Harry Kane en los minutos finales. Sin embargo, no hay ahora tiempo para lamentos.

“Estaba tan decepcionado, y decepcionado no porque no jugáramos bien, sino porque no los equiparamos a ellos en motivación, en lucha”, dijo Pochettino. “Fue importante no perder y ahora seguimos adelante y nos preparamos para el partido contra el Manchester United”.

Hasta ahora, el Tottenham cosecha una victoria y cuatro derrotas frente a los primeros seis clasificados de la Premier, entre ellos, el City y el Chelsea.

El United venció 1-0 en el primer partido de la primera vuelta entre ambos equipos con un gol de Anthony Martial. Un nuevo triunfo dejaría a los de Jose Mourinho 11 puntos por encima de los “Spurs”.

“Debemos saber que en la Premier League cada equipo puede vencerte si te duermes por solo un segundo”, dijo el volante Ander Herrera en la web del United. “Así que tenemos que estar listos para el próximo partido ante el Tottenham”, añadió.

El encuentro podría marcar el debut del chileno Alexis Sánchez en la Premier con el United, club al que llegó procedente del Arsenal. El delantero ya participó el viernes en la Copa ante el Yeovil Town y asistió en los dos primeros goles de la victoria por 4-0.

En caso de derrota del United, una victoria dejaría al City, que recibe al West Bromwich, a 15 puntos de su escolta y eterno rival.

El cuadro de Josep Guardiola, que acaba de fichar al francés Aymeric Laporte, ganó sus tres últimos partidos en todos los torneos que disputa, desde que cayera ante el Liverpool a principios de mes en la Premier.

El West Brom, que eliminó justamente al Liverpool en la Copa, llega con cuatro partidos invicto, tras superar una racha de 21 partidos sin triunfo.

“La confianza está creciendo ahora, así que simplemente necesitamos mantener esta racha”, dijo el defensor Craig Dawson.

“Los rendimientos han sido buenos. Tenemos un partido difícil (…), y daremos lo mejor que tengamos nuevamente”.

El Chelsea, de su lado, puede igualar en puntos al United si derrota al Bournemouth, mientras que el Leicester City quiere acercarse a los puestos europeos cuando visite al Everton.

En el resto de partidos del día, el Newcastle United recibe al Burnley, el Brighton se mide al Southampton y el Stoke enfrenta al Watford.

Por Bob Bensch