Cada vez más personas beben té en todo el mundo. El arte del té está en crecimiento continuo y su desarrollo ha llevado a crear nuevas combinaciones de diferentes fusiones con numerosos beneficios para la salud. La figura del especialista en té llamado ¨tea blender¨ ha emergido a causa de la necesidad de formar a un experto que profundice en la materia.

El té es la bebida más consumida en todo el mundo, después del agua. Se trata de una bebida saludable que favorece el funcionamiento del organismo y, en la mayoría de los casos, limpia las impurezas que vamos acumulando en nuestro cuerpo. Hay muchos tipos de té, así como combinaciones pensadas para crear sabores deliciosos con propiedades específicas.

De ahí la importancia de la persona especialista en té, la cual se encarga de buscar la materia, seleccionar, combinar y llevar a cabo los procesos convenientes desde el comienzo, cuando se siembra hasta el momento en el que se convierte en infusión. Esta profesión o afición exige cualidades innatas o aprendidas basadas en el desarrollo del olfato sensible que sea capaz de captar y clasificar olores; un sentido del gusto sensible para apreciar mediante el paladar los diferentes sabores; también requiere una gran intuición, memoria mental y sensorial, así como capacidad de imaginación y observación con el fin de relacionar aromas y sabores al mismo tiempo.

Esta figura profesional ha experimentado un incremento de demanda en los últimos años, por ello, mucha gente interesada en el sector realiza un curso de tea blender con el fin de adquirir los conocimientos, competencias y destrezas necesarias para convertirse en un experto en mezclas con té y otras infusiones. El perfil demandado se ajusta perfectamente a los hacedores de perfume, profesiones de bebidas alcohólicas, expertos en café, e incluso enólogos. Todos ellos tienen en común la pasión por crear combinaciones de bebidas a partir de sustancias, naturales o artificiales, que mezcladas de la manera adecuada se obtiene un resultado gustativo y olfativo agradable para los consumidores.

Algunas de las tareas de un tea blender es la de viajar, leer, observar, probar, experimentar los diferentes tés e infusiones. La observación de los campos donde se siembra el té en diferentes puntos del mundo es importante a nivel teórico y práctico. Algunos expertos prefieren comprar directamente a los productores para así establecer las mezclas según las necesidades de los consumidores a partir de productos de calidad.

La variedad de té que encontramos en el mundo puede compararse con el amplio catálogo de alimentos que existen, pues dependiendo de la zona donde se cultiva, así como el modo en el que se haga, el resultado del producto es diferente. Victoria Bisogno, pionera en este sector en España y Latinoamérica, afirma que el té se parece a la gente, a los países y a lo que éstos trasmiten. Bisogno establece las mezclas en relación las personas que lo beberán, incluyendo la cultura y el arte que conlleva de manera intrínseca.

¿Qué es un blend de té?

El tea blending es un arte en constante crecimiento. Su auge ha tenido lugar desde hace unos años cuando la sociedad experimentó un incremento en el consumo de té a nivel mundial. Como hemos visto antes un tea blender es la persona experta en la mezcla de té, sus olores y sus sabores con el fin de crear combinaciones demandadas por los consumidores. Pero, ¿qué son exactamente los blends de té? Se tratan de mezclas de té con ingredientes de todo tipo dando como resultado nuevas infusiones al servicio para los demandantes de té.

Normalmente un blend de té es una mezcla de cualquier tipo de té, que puede ser rojo, negro, verde, gris, etc., con otras sustancias o ingredientes que les da un toque particular. Estos añadidos al té pueden ser diferentes sustancias muy variadas, no hay un listado fijo, pues en el arte de crear nuevas combinaciones aparecen elementos que antes no se habían utilizado. Algunos ejemplos de ello son las flores, las frutas, y las especias. El blending se puede traducir literalmente con la palabra ¨mezcla¨, una combinación de varios elementos que pretende proyectar un sabor nuevo y agradable.

El blend suele ser un compuesto de uno o varios tipos de té u otras infusiones combinado con otros elementos como un aceite esencial, que puede ser un extracto de una planta o bien contener la fruta directamente de manera deshidratada o disecada, flores, entre otras cosas. Existen a día de hoy diferentes tipos de blends al gusto de distintos perfiles de consumidores, desde los más suaves hasta los más fuertes e intensos. Las clasificaciones se vuelven muy complejas a causa de todos los elementos que integran, involucrados el aroma, la vista y el gusto. Todos los sentidos están implicados en la degustación de esta bebida, lo cual hace de ella toda una aventura para la percepción.