(dpa) – El Bayer Leverkusen puso hoy fin a una racha invicta de casi un año del Stuttgart en su estadio con una victoria por 2-0 que lo deja de momento en zona de Liga de Campeones.

El encuentro, que abrió la decimoquinta fecha de la Liga alemana de fútbol, marcó el final de una impresionante racha de 361 días sin que el Stuttgart conociera la derrota en su campo.

La última vez que el conjunto del sur alemán cayó delante de su público fue el 12 de diciembre de 2016 ante el Hannover, en un encuentro correspondiente a la segunda división.

Desde su ascenso a la Bundesliga, el Stuttgart no perdió en casa y con ello compensó los pobres resultados obtenidos como visitante.

Hoy, sin embargo, el Leverkusen ratificó el mejor momento que atraviesa actualmente. El joven Kai Havertz, de 18 años, abrió el marcador para la visita a los 20 minutos y Lars Bender sentenció el encuentro a los 80′ con un cabezazo. El delantero argentino Lucas Alario, fichaje récord del Leverkusen, vio una vez más todo el encuentro sentado en el banco.

Con la victoria, el Leverkusen dio un gran salto en la clasificación desde el noveno hasta el cuarto lugar con 24 puntos y extendió a diez encuentros su racha invicta. Sin embargo, varios equipos podrían volver a superarlo a lo largo del fin de semana.

El Stuttgart se queda en el decimotercer puesto con 17 puntos y podría concluir la decimoquinta fecha cerca de la zona de descenso.

La fecha de la Bundesliga continúa mañana con cinco encuentros, entre los que destacan el Eintracht Frankfurt-Bayern Múnich y el Borussia Mönchengladbach-Schalke.

El Bayern lidera la clasificación con 32 puntos y seis de ventaja sobre el Leipzig, que mañana recibe al Mainz.