Buenos Aires, 11 abr (dpa) – El histórico Partido Justicialista (PJ, peronista), intervenido por la Justicia desde este martes, fue fundado en 1946 por Juan Domingo Perón, que bajo su sello político fue tres veces presidente de Argentina: 1946-1952, 1952-1955 y 1973-1974.

Junto a su segunda esposa, María Eva Duarte, popularmente conocida como “Evita”, Perón instaló en la política argentina un partido que desde sus orígenes tuvo el respaldo de las clases bajas y trabajadoras del país.

Con el Justicialismo promovió la consigna de la justicia social y la distribución equitativa de la riqueza del país.

En 1955 fue derrocado por un golpe militar y obligado a un exilio que finalizó en 1973, cuando retornó al país para competir en las elecciones de ese año y llegar por tercera vez a la presidencia.

Tras su muerte, el 1 de julio de 1974, quedó al frente del país su tercera esposa y vicepresidenta, María Estela Martínez, hasta su derrocamiento por un nuevo golpe de Estado en marzo de 1976.

Trece años después, el peronismo regresó al poder de la mano de Carlos Menem, que gobernó entre 1989 y 1999 con una política económica neoliberal, en las antípodas de los principios que pregonaba el líder partidario.

Luego de Menem, por medio del voto popular, llegaron a la presidencia Néstor Kirchner (2003-2007) y luego su esposa, Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015).

Otros dos peronistas, Adolfo Rodríguez Saá y Eduardo Duhalde, también fueron mandatarios argentinos entre 2002 y 2003 pero por decisión de una Asamblea Legislativa tras la renuncia del entonces mandatario por el radicalismo Fernando de la Rúa (1999-2001).

Según datos de la Justicia Electoral, unos 3,5 millones de argentinos están afiliados al Partido Justicialista.

Sus fuentes de financiamiento para la actividad política provienen, según establece la Constitución argentina, de fondos del Estado y aportes económicos de particulares, que no pueden ser anónimos ni provenientes de gremios, empresas públicas y concesionarias de servicios públicos, entre otras restricciones.