Meseberg (Alemania), 10 abr (dpa) – El nuevo Gobierno alemán de la CDU y el SPD comienza este martes una reunión del gabinete de dos días en el palacio de Meseberg, en el estado federado de Brandeburgo, en el noreste del país.

Después del tiempo récord que requirió la formación de un Gobierno en la República Federal de Alemania, la canciller alemana, Angela Merkel, y sus 15 ministros quieren trazar un programa de trabajo para los próximos meses.

El ministro de Finanzas alemán y vicecanciller, el socialista Olaf Scholz, quiere esbozar el presupuesto federal previsto. El objetivo anunciado es, como ha sido el caso desde 2014, la presentación de un presupuesto sin incurrir en nuevas deudas. El borrador debe aprobarse a más tardar a fines de abril.

Entre otros, el objetivo del Gobierno de coalición es permitir a un número significativamente mayor de personas acceder a un empleo, en particular mediante una campaña multimillonaria con subsidios salariales y medidas de formación para alrededor de 150.000 parados de larga duración. Además, la coalición quiere hacer más por la creación y protección de empleos en el medio rural.

Los invitados al encuentro son el presidente de la Asociación de Empleadores, Ingo Kramer, y el jefe de la Confederación Sindical Alemana, Reiner Hoffmann.

Además, estaba prevista la visita a Meseberg del presidente de la Comisión de la Unión Europea, Jean-Claude Juncker, y del secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, para abordar con el Ejecutivo germano el papel de la UE en el mundo y una mayor cooperación con África, así como una mayor seguridad de las fronteras en Europa. Una dramática crisis de refugiados como 2015 no debe repetirse. El miércoles, Merkel y Scholz informarán conjuntamente sobre los resultados del encuentro.