El Betis echa una mano al Sevilla

330

Eibar/Sevilla, 3 feb (dpa) – El Sevilla sufrió hoy una de sus derrotas más duras en la Liga española de fútbol al caer por un sorprendente 5-1 en la cancha del intenso Eibar, pero su máximo rival, el Betis, le echó después una mano al vencer 2-1 al Villarreal.

El Sevilla, que parecía haber retomado el buen camino en el campeonato doméstico, no tuvo ninguna capacidad de reacción ante un Eibar que dominó todas las facetas del juego y supo aprovechar en su favor el mal estado de la cancha.

La novena derrota de los dirigidos por Vincenzo Montella la anunció el español Kike con su gol en el primer minuto del partido, un potente zurdazo que sobrevoló la cabeza de Sergio Rico. El chileno Fabián Orellana amplió la ventaja vasca en el 17′ y repitió en el 61′, después de que Iván Ramis anotara el tercero en el 32′. El navarro Anaitz Arbilla cerró la goleada en el 83′ con un lanzamiento de falta.

El Sevilla, que había recortado distancias con un tanto de Pablo Sarabia en el 21′ desde el punto de penal, nunca supo cómo jugarle al ordenado y efectivo Eibar, que con su contundente triunfo de hoy se situó a tan sólo un punto de distancia de los andaluces -aún sextos con 33- y les ganó el «golaverage».

Quizá pensando en las semifinales de la Copa del Rey frente al Leganés, con quien empataron 1-1 el pasado miércoles en el choque de ida, Montella hizo debutar a los recién llegados Miguel Layún, Roque Mesa y Sandro y dio minutos a Nolito, Ben Yedder y Nico Pareja.

Los cambios en el once habitual fueron en vano. El Sevilla deberá mejorar mucho su juego para lograr en su casa el ansiado pase a la final copera el próximo miércoles. También, para mantenerse en los puestos de la Liga que dan acceso a las competiciones europeas.

La derrota hoy del Villarreal por 2-1 en la cancha del Betis permitió, en cualquier caso, que el Sevilla no viera ampliada su desventaja de cuatro puntos respecto a los hombres de Javi Calleja en la lucha por los puestos europeos.

El equipo levantino, que jugó con diez desde el minuto 31 por expulsión con roja directa del italiano Daniele Bonera, no pudo superar a un Betis que se adelantó con un fantástico gol de Lorenzo Morón «Loren», en el tiempo añadido antes de la pausa, y luego conservó con más dificultades de las previsibles su ventaja.

El canterano protagonizó un debut de ensueño con el primer equipo al anotar el primer tanto de los dirigidos por Quique Setién con un fabuloso disparo desde más allá de la medialuna y al firmar el segundo gol de los andaluces y su doblete particular al desviar de cabeza un disparo de Fabián.

«No iba olvidar este partido porque era el debut, pero imagínate con dos goles que le dan la victoria al equipo, un sueño hecho realidad», señaló el feliz «Loren» en los micrófonos de Bein Sports.

El primer tanto bético supuso un duro golpe para un Villarreal que, hasta entonces, había combatido bien su desventaja numérica. Lo evidenciaron especialmente los de Calleja en el inicio de la segunda parte, hasta que el Betis perdió al marroquí Feddal por una posible rotura del tendón de Aquiles, según las primeras exploraciones.

Su inesperada y grave lesión desconcertó a los de Setién el tiempo suficiente para que Bacca amenazara con un disparo palo. Acostumbrada a la irregular trayectoria de su equipo y a su debilidad defensiva, la hinchada andaluza temió lo peor.

Loren espantó fantasmas con su segundo tanto, antes de que Bacca volviera a avisar con un disparo que salvó la mano de Antonio Adán.

El gol del colombiano llegó, finalmente, de penal, cuando al choque aún le quedaban diez minutos por disputar. El Villarreal pasó a dominar.

Aparente y paradójicamente más agotados, los béticos resistieron como pudieron la ofensiva levantina. Buscando refresco, Setién cambió a Marc Bartra, ovacionado en su estreno como bético. También Calleja dio entrada al recién incorporado Javi Fuego.

Los tres puntos se quedaron en el Estadio Benito Villamarín y, tras dos derrotas consecutivas, propulsaron a un Betis que, con 30 puntos, se situó a tan sólo tres unidades del Sevilla.