Pekín, 30 ene (dpa) – Más de 50.000 pasajeros se quedaron sin vuelo para el año nuevo chino por una disputa sobre el control del espacio aéreo entre China y Taiwan.

Según anunciaron hoy las aerolíneas chinas China Eastern y Xiamen Airlines, tuvieron que cancelar 176 vuelos adicionales para las fiestas a mediados de febrero.

La disputa se produjo cuando China decidió de forma unilateral abrir nuevos corredores aéreos sobre el estrecho de Taiwan para aviones comerciales. Las nuevas rutas pasan más cerca de Taiwan, por lo que desde el punto de vista taiwanés constituyen una amenaza de seguridad para la defensa de la isla.

Además, tres de las rutas nuevas se solapan con rutas aéreas taiwanesas a las islas de Matsu y Kinmen, frente a la costa china y controladas por Taiwán.

Taipéi no concedió el permiso para los vuelos adicionales para las fiestas del año nuevo chino como medida de protesta. Pekín, a su vez, rechaza negociar una solución de común acuerdo para las nuevas rutas.

La relación entre las dos partes es tensa desde la llegada al poder hace dos años de la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, que acabó con la política de acercamiento de su predecesor y se ha distanciado de Pekín.

El Gobierno comunista de Pekín considera a Taiwan solo como una provincia disidente y amenaza con una reconquista violenta. Desde 2008 hay vuelos directos regulares entre las dos partes.