(dpa) – El “¿por qué no te callas?” del rey de España al entonces presidente venezolano Hugo Chávez marcó en 2007 el pico mediático de una tensión que viene marcando la relación bilateral los últimos años y que culminó hoy con la expulsión cruzada de embajadores. Diez roces entre ambos países los últimos años:

23 de noviembre de 2004

El Chavismo acusó siempre al Gobierno español del conservador José María Aznar de estar detrás del golpe de Estado que intentó derrocar a Chávez en 2002. En noviembre de 2004, sin embargo, fue el propio ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, quien defendió esa hipótesis. “En el anterior Gobierno, cosa inédita en la diplomacia española, el embajador español recibió instrucciones de apoyar el golpe, cosa que no se va a repetir en el futuro”, dijo el ministro socialista en la televisión pública española.

27 de abril de 2007

Aznar fue objeto de uno de los ataques verbales más duros de Chávez. En un discurso televisado, se refirió al golpe de 2002: “Fue apoyado por el entonces presidente español, que es un fascista. Ese es de la calaña de Adolfo Hitler, es un verdadero fascista de la extrema derecha mundial, lacayo de George Bush, un verdadero lacayo, un tipo que da asco y da lástima”.

10 de noviembre de 2007

Es una de las escenas más célebres de la política iberoamericana de las últimas décadas. Chávez interrumpía al presidente del Gobierno español, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, arremetiendo precisamente contra Aznar en la Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile. Exasperado, el rey Juan Carlos I irrumpió lanzando a Chávez: “¿Por qué no te callas?” El pico de tensión se recondujo ocho meses después cuando Chávez visitó España y regaló al monarca una camiseta con la famosa cita estampada.

15 de abril de 2013

Venezuela llamó a consultas al embajador español en rechazo a unas declaraciones del entonces ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, que parecía desconocer la victoria electoral de Nicolás Maduro en las presidenciales. El jefe de la diplomacia española había pedido un recuento rápido de votos para acabar con la situación de “interinidad” y había confiado en una buena relación “cualquiera que sea el vencedor”.

5 de julio de 2013

A principios de julio, España y otros países europeos impidieron el uso de su espacio aéreo al avión del presidente boliviano, Evo Morales, ante una supuesta información de que transportaba el ex técnico estadounidense Edward Snowden, reclamado por Washington. Maduro entró en la tensión diplomática ensañándose con Rajoy: “¿Qué se cree ese presidente Rajoy? ¿Que los latinoamericanos somos esclavos de ustedes?”, cuestionó. “El día que el presidente Rajoy venga a sobrevolar nuestro espacio aéreo, nosotros podríamos bajarlo y revisarle el avión para ver si trae droga o si trae los euros que se roban del pueblo español”.

11 de mayo de 2014

El canal español Antena 3 hizo públicas unas fotos de José Ignacio De Juana Chaos, terrorista de ETA prófugo de la Justicia, paseando por un centro comercial en Venezuela. Maduro, que negaba su presencia en el país, tacha de “especulaciones” las imágenes. Madrid cree que decenas de etarras que huyeron de España recibieron un refugio seguro en Venezuela.

23 de marzo de 2015

El ex presidente del Gobierno español Felipe González anunció que defendería a los opositores venezolanos presos Leopoldo López y Antonio Ledezma, abriendo así otro foco continuo de choque entre Madrid y Caracas. Ledezma logró huir el año pasado de su prisión domiciliaria en Venezuela y se instaló en España.

14 de abril de 2015

El Congreso español aprobó una resolución pidiendo trabajar por la liberación de los presos políticos en Venezuela. Al día siguiente, Caracas citó al embajador español. “¿Hasta cuándo vamos a aguantar el abuso, el desprecio, el racismo? Rajoy es un racista. Está detrás de todas las maniobras contra Venezuela, de todas las asquerosidades contra la patria de Simón Bolívar”, acusó Maduro.

17 de febrero de 2017

El Gobierno español convocó al embajador de Venezuela en Madrid, Mario Isea, después de que Maduro amenazara: “Se le reventarán los dientes a Mariano Rajoy y a toda la derecha internacional si se mete con Venezuela y pretende intervenirla”. El venezolano respondía a un comentario de Rajoy en Twitter pidiendo justicia y derechos humanos en Venezuela.

17 de septiembre de 2017

Maduro evitó defender abiertamente la independencia de Cataluña, pero aprovechó la grave crisis abierta en España por el plan del Gobierno soberanista en la región para atacar a Rajoy. “Rajoy envió la Policía allá, a meter presos a 700 alcaldes de Cataluña”, dijo tras la citación judicial a alcaldes independentistas en la región. “¿Quién actúa como dictador? ¿Maduro, que permite a la oposición hacer un plebiscito, o Rajoy, que no quiere que Cataluña diga su palabra?”