Después de haber llegado desde Asturias a la India en moto. Recorriendo Irán, país que tiene prohibida esta práctica a las mujeres y tras viajar por el Cáucaso, ahora toca llegar al Mar Aral, para ver, de primera mano el mayor desastre ecológico causado por la mano del hombre, un mar que prácticamente ha desaparecido y al que se conoce como MAR PERDIDO.

La salida tendrá lugar desde Asturias, el próximo día 12 de abril, para recorrer Europa y atravesar Turquía, Georgia y Azerbaiyán, donde un barco en Alat, que solo zarpa cuando está lleno, le llevará hacia Kazajistán, desde donde descenderá a Uzbekistán. Tras recorrerlo, regresará por Rusia, Ucrania, Moldavia, Rumania, Bulgaria, Grecia, Italia y nuevamente a España.

“Son más de 15.000 kms en solitario, durante aproximadamente un mes y medio, encima de mi moto, siendo la principal dificultad la “carretera” que lleva desde Beyneu (Kazajistán) a Nukus (Uzbekistán), donde hay más de 500 kms por pistas de tierra y arena que algunos viajeros han calificado como “infernales”. A todo ello, se suma el incómodo tema de tener que llevar gasolina en la moto en este tramo, ya que en este país la mayoría de los vehículos se mueven por gas y escasean los surtidores, teniendo que comprar muchas veces gasolina en el mercado clandestino”, explica Elsi Rider

“El principal objetivo es poder llegar a Moynaq, ciudad pesquera convertida hoy en cementerio de barcos. De alguna forma, siempre me dije que tendría que ver ese mar con mis propios ojos antes de que desapareciera, y ha llegado el momento. Algunas comunidades científicas están trabajando en la zona, ya no para recuperar solamente este mar, sino al menos para frenar su total desaparición”, añade la aventurera.

“Pero obviamente, estamos en plena Ruta de la Seda, por lo que, en mi viaje también visitaré ciudades tan emblemáticas como Samarcanda o Jiva entre otras. Acercándome a la cultura y forma de vida de sus gentes, como siempre hago en todos mis viajes”

Elsi Rider también menciona que “Cuento con la colaboración en material de BMW Motorrad España, Touratch España, Metzeler España y Motul España, Shad y Motovinilo, entre otros. Marcas que han colaborado conmigo desde que decidí lanzarme a cumplir sueños, tras despertar de un coma por una negligencia médica y darle un giro a mi vida”