Berlín, 26 mar (dpa) – El lateral Daniel Alves se mostró hoy confiado en que la selección de fútbol de Brasil no se dejará intimidar por el pasado más reciente cuando enfrente mañana a Alemania en un explosivo amistoso en Berlín.

“Uno no puede cambiar el pasado, solo el presente”, dijo Alves en Berlín de cara al primer duelo entre los dos países después de la histórica derrota por 7-1 que los sudamericanos sufrieron antes los europeos en las semifinales del Mundial Brasil 2014.

“Vamos a intentar cambiar el presente”, aseguró el lateral en la conferencia de prensa previa al partido. “Tenemos buenos recuerdos también en enfrentamientos con Alemania”, agregó en alusión a la final que Brasil le ganó a los germanos (2-0) en el Mundial de Japón y Corea del Sur 2002.

El Alemania-Brasil es junto con el España-Argentina el plato fuerte de la segunda tanda de amistosos de preparación para el Mundial Rusia 2018 en la actual fecha FIFA.

Para la “canarinha”, que bajo la batuta del técnico Tite ha recuperado su antigua pegada tras la debacle de 2014, el partido frente a la “Mannschaft” es también una prueba psicológica clave rumbo a la Copa del mundo.

Una derrota clara frente a los germanos podría hacer trastabillar al equipo de Tite, que juega sin su principal estrella, el lesionado Neymar.

“Esperamos estar a la altura de la ocasión”, dijo Alves. “Será un gran partido. Hay calidad en las dos partes”.

Con excepción del ausente Neymar, Brasil formará con su mejor once en el Estadio Olímpico de Berlín, entre los que destacan los jugadores Paulinho y Philippe Coutinho del Barcelona, Marcelo y Casemiro del Real Madrid y Willian del Chelsea.