La Paz, 8 feb (dpa) – Cuatro personas murieron y otras cinco se encuentran desaparecidas por torrenciales lluvias que afectan hace varios días a la ciudad de La Paz y a unos 86 municipios del occidente y oriente de Bolivia, informaron hoy medios y autoridades.

“El derrumbe de una vivienda de tres pisos provocó esta madrugada la súbita muerte de un niño de dos años. Otros dos menores y la madre resultaron heridos y fueron evacuados al hospital Arco Iris”, informó la televisora Unitel.

La precaria vivienda fue construida en el barrio Kalajahuira que está en las afueras de La Paz, la sede del Gobierno de Bolivia.

Otras dos personas, un niño de 12 años y un anciano de 72, fueron hallados muertos el miércoles tras un alud de lodo y piedras que afectó al municipio de Tiquipaya, a 11 kilómetros al sur de la ciudad de Cochabamba, en el centro del país.

El alcalde de Tiquipaya, Juan Carlos Angulo, informó que las viviendas del niño y el anciano fueron sepultadas por lodo que alcanzó una altura de tres metros.

“La lluvia afectó a 20 comunidades del municipio de Tiquipaya. La mitad fue afectada por lodo y el resto por inundaciones. El rescate se complicó demasiado por la lluvia”, dijo.

Agregó que unas 20 viviendas fueron destruidas por el alud de lodo y piedras, y hay severos daños en otras 70 viviendas en un área de 10 hectáreas.

Angulo reportó que cuatro mujeres y un hombre están desaparecidos desde el martes cuando un alud afectó al municipio de Tiquipaya que es conocido como la ciudad de las flores. La mayoría de sus 53.904 habitantes se dedican al trabajo agropecuario.

Los rescatistas con apoyo de maquinaria realizan tareas de limpieza del lodo que cubrió varias viviendas e intentan que el río Taquiña vuelva a su cauce.

La época de lluvias afectó a varios municipios de Bolivia, sobre todo Tupiza, Yacuiba, Tiquipaya y La Paz. Hubo cuatro muertos, uno en La Paz, dos en Tiquipaya, uno en Cotagaita, en el sur de Bolivia. Además de cinco desaparecidos en Tiquipaya.

El Ministerio de Defensa reportó que las lluvias provocaron daños en 141 viviendas de 86 municipios y que hay 8.204 familias damnificadas.

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) declaró alerta por lluvias en varios municipios del occidente y oriente de Bolivia para los próximos cinco días.

También existe amenaza de inundaciones en la región amazónica (Beni, Pando y norte de La Paz) por intensas lluvias en el altiplano y cordilleras.

Las lluvias en el occidente de Bolivia han causado inundaciones en el norte de Argentina y noreste de Chile.